14 de agosto de 2014 00:00

San Alfonso busca atención para sus vitrales 

Vitrales de la iglesia San Alfonso. Xavier Caivinagua / El Comercio

Vitrales de la iglesia San Alfonso. Xavier Caivinagua / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Mariuxi Lituma. Redactora (I)

Son los únicos vitrales franceses antiguos de América Latina y están en la iglesia de San Alfonso, ubicada en el Centro Histórico de Cuenca. Y actualmente presentan roturas, abombamiento de estructuras y daños en su pintura.

En la torre, cúpula, y ventanales del templo hay 92 vitrales, todos datan de 1881 y fueron elaborados por el francés Hernry Louis Víctor Gesta. Según el padre superior de San Alfonso, Rafael Nieto, 15 de estos se encuentran en estado crítico y el resto requiere mantenimiento integral.

Desde afuera se observa la imagen de San Pablo, que está rota a causa de una pedrada. Este incidente hizo que los religiosos colocaran mallas exteriores en los ventanales.

Otra imagen lastimada es la de Santa Rosa de Lima, que tiene la cara manchada con pintura. En el 2009 el arquitecto Patricio León, especialista en vitrales, realizó un diagnóstico que identificó los daños de estas obras de arte.

León Lamenta que hace 40 años, cuando se efectuó una intervención en los vitrales, no se haya realizado un trabajo técnico y, por ejemplo, se hayan colocado materiales que cubren detalles de las obras originales.

Además, se colocaron cristales que no van de acuerdo con las obras originales; y, adicionalmente, los nombres de las familias cuencanas que donaron los vitrales están ahora cubiertos con pintura.

El arquitecto explica que las variaciones de clima, los rayos solares y los fríos extremos ocasionaron que las estructuras de los vitrales tengan abombamientos. También las estructuras de plomo están afectadas, porque se están reduciendo y esto destruye a los vitrales, que están en las naves laterales, cúpula, altar mayor y torre de la iglesia de estilo gótico.

El padre Nieto también lamenta que desde hace tres años que llegó a Cuenca y conoce del problema, no se haya podido realizar ningún trabajo, según él, por falta de recurso económicos.
El único apoyo que dice haber recibido ha llegado de parte de la Embajada de Francia. En el 2012, el vitralista
Loire Chartres fue a Cuenca y realizó una inspección de los vitrales con la firma de Gesta.

Según la cónsul de Francia en Cuenca, Carmen Moreno, el Gobierno francés considera un valor patrimonial e histórico los vitrales de este artista. Además, son los únicos que se conservan en América Latina, antes había otros en Haití, pero en el terremoto del 2010 se destruyeron. Por ello, en julio pasado el embajador de Francia en Ecuador, François Gauthier, visitó la iglesia de San Alfonso y comprometió su ayuda para realizar los estudios y efectuar los trabajos de restauración.

Moreno explica que el objetivo de efectuar la conservación y restauración de este bien, es preservar la riqueza histórica de este templo y que sea difundida y valorada.

En los próximos cuatro meses, León viajó a Francia para capacitarse y conocer la técnica con la que trabajan en ese país los vitrales. Hasta el momento no se ha determinado cuánto costará la intervención, porque no existe un estudio. Moreno confía en la posibilidad de un convenio entre el Municipio de Cuenca y la Embajada de Francia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)