18 de March de 2014 00:03

La vacuna del papiloma protege a las niñas de dos tipos de virus

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 1

El dolor de brazo no le permitió dormir tranquila la noche del miércoles. La vacuna contra el papiloma virus dejó a la pequeña Paula, de 9 años, enrojecido el hombro y con ­algunas molestias.

Su madre, Lina Castillo, preocupada llamó a la maestra de la escuela privada en donde Paula estudia para preguntarle lo que debía hacer. Con base en sugerencias médicas, la profesora de quinto año de básica le dijo que le colocara compresas de agua fría para aliviar las molestias Esos son los cuidados prioritarios que los padres de familia deben dar a las pequeñas que serán vacunadas contra el papiloma virus en sus planteles educativos. Así opinan los especialistas. El Ministerio de Salud (MSP) decidió incorporar esta inmunización en su Programa Obligatorio (POI), para que se registre en el carné de inyecciones.

Si bien las dosis ya se han administrado en algunos planteles de Quito y del país, el MSP prevé realizar una campaña nacional, cuyo inicio sería este 21. El fin es dar a conocer a la población las razones por las que se incluye la vacuna en el POI y para que se atienda a las menores luego de ella.

¿Por qué la vacunación debe ponerse entre los 9 y 11 años y de qué las protege?

De acuerdo con investigaciones de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), este tipo de ­vacunas demuestra tener mayor eficacia inmunológica cuando son aplicadas en la preadolescencia y sobre todo antes del inicio de la vida sexual. La vacuna protege a las niñas de contraer 2 de los 14 ­tipos de papiloma más agresivos de papiloma virus (los conocidos como 16 y 18).

De acuerdo con cifras del Ministerio de Salud en Ecuador y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), estos ocasionan al menos el 70% de cáncer de útero en el país. El cáncer en esta parte del organismo es la segunda causa de muerte por esta enfermedad en las mujeres luego del cáncer de mama.

De eso se enteró Claudia Bueno la semana anterior. Recibió una notificación de las autoridades del plantel público donde estudia su hija Carolina de 10 años. Allí se explicaba el porqué de la inmunización y para ello requerían su firma, pues aunque la vacuna es obligatoria es necesaria la autorización de los padres.

¿Hay efectos secundarios?

Para el ginecólogo y especialista en salud reproductiva del Hospital Metropolitano, Hugo Garzón, los efectos de la vacuna son como los de cualquier otra inmunización.

Es decir, que sus reacciones pueden resultar adversas y generar mareos, dolores de cabeza, de brazo o malestares generales. Según el especialista, los efectos pueden ser clasificados en poco frecuentes, frecuentes y muy frecuentes.

Entre estas últimas están el dolor de cabeza y los dolores en el sitio de la inyección. Avanza más si la menor tiene náuseas, diarrea, fiebre o erupciones cutáneas. En caso de que existan infecciones respiratorias, mareos y amortiguamientos, es preciso que se acuda al médico.

De acuerdo con el sitio especializado de Internet GeoSalud, los efectos son normales: los problemas más comunes han sido un período breve de dolor y otros síntomas en el sitio de la inyección, por lo que hasta ahora no se han registrado efectos secundarios graves causados específicamente por la vacuna. Aunque en países como Japón esta inyección no será añadida a su POI, porque aún no se realizan estudios.

Las autoridades de los planteles educativos son los encargados de notificar a los padres, pedir su autorización y enviar al MSP un listado de las niñas que se vacunarán. Así lo informó la Dirección Provincial de Salud. De acuerdo con ello, se organizan las brigadas que acudirán a las escuelas y el cronograma de las aplicaciones.

Eso porque esta inmunización requiere tres dosis.

La primera es inmediata, la segunda a los dos meses y la tercera a los seis meses de colocada la primera inyección.

Cada dosis, en el sector privado, tiene un valor aproximado de USD 500. El MSP la administrará de forma gratuita.

De acuerdo con información del Ministerio, la vacuna también se puede colocar luego de los 11 años. Pero en este caso ya no estará cubierta por la Secretaría. Además, tiene mayor efectividad antes de iniciarse la vida sexual activa.

No existe diferencia entre la inmunización colocada por el Ministerio y otra realizada en un consultorio privado. Bueno temía que la vacuna pudiera causar infertilidad a su pequeña en el futuro. Pero la OMS dice que la vacuna lo que hace es proteger inmunológicamente a niñas y a niños.

En el caso de estos últimos, pueden colocarse si los padres lo deseen. Por ahora, la campaña es para niñas. Los maestros de los planteles educativos reciben capacitaciones cada fin de semana y fuera de sus horarios sobre la administración de la inyección. El propósito es que puedan también informar a los padres de familia sobre los beneficios y los cuidados.

La preocupación se debió a un informe de la OMS en el cual se señala que Ecuador es el tercer país de la región en donde hay más riesgo de contraer papiloma. De ahí que sugirió que las dosis sean gratuitas y se administren a esa edad según el calendario.

En contexto

La inmunización protege a las niñas de dos de los 14 virus más agresivos de papiloma, causantes de al menos el 70% de cáncer de útero. Hay mayor eficacia al administrar las dosis entre los 9 y 11 años, antes de que se inicie la vida sexual. Hay que tener precauciones.

No olvide

  • Los padres  de familia deben firmar una autorización en el plantel para que la menor reciba las tres dosis que requiere la vacuna.
  • La vacuna  se debe administrar al instante, la segunda después de dos meses y la tercera dosis 6 meses luego de la primera.
  • En el país  están disponibles vacunas de dos marcas. Durante la administración de las 3 dosis, una puede sustituirse por otra.
  • Las niñas  que pasan de los 11 años pueden vacunarse, pero luego de que se realicen un chequeo previo con el ginecólogo.
  • Los médicos  sugieren que las mujeres, pasados los 25 años se realicen un papanicolaou al menos cada dos años. Aun si están vacunadas.
  • Las niñas  que reciben la inmunización deberán protegerse luego, en el acto sexual. Estas inyecciones no las inmuniza de otra enfermedad.

Haga click aquí para ver la infografía.

[[OBJECT]]

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)