26 de February de 2014 19:35

Seguros privados tienen límite de cobertura en emergencias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0

Los seguros privados tienen límites de cobertura en casos de emergencia dependiendo de los paquetes que contratan los usuarios. Si la persona sufre un accidente personal o de tránsito el personal de la casa de salud revisa la cobertura para disponer los valores totales a pagar.

Cuando el paciente también está afiliado al Seguro Social o está cubierto por el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) los dos quedan en segundo plano.

El pago debe realizarlo primero el seguro privado y en el caso de que existieran montos no cubiertos, el IESS puede cubrir la diferencia en base al Tarifario de prestaciones para el Sistema Nacional de Salud, expedido por el Ministerio de Salud en el 2012, y otros requisitos.

El Seguro no cubrirá gastos médicos generados por emergencia, cuando los asegurados tuvieren protección del SOAT y otros seguros, señala la resolución N° 317 del IESS, aprobada el 10 de mayo del 2010. La única excepción se da cuando los valores no son cubiertos en su totalidad.

En dos seguros privados consultados por este Diario las coberturas difieren dependiendo del pago mensual del afiliado. Por ejemplo, por la cancelación de USD 99,22 mensuales, que incluye hospitalización, ambulatorio, medicinas y emergencia, existe una cobertura de USD 4 500 por cada evento.

En otro plan que no cubre patologías preexistentes, por el pago de USD 59,27 al mes, el seguro cubre gastos hasta por USD 13 500 (el afiliado debe pagar el 20% de la hospitalización).

En otro, existe una cobertura de hasta USD 40 000 en accidentes personales y de tránsito, robos o asaltos, por el pago de USD 9,50 adicionales a la cuota mensual del plan.

Las emergencias se catalogan según la etapa de triaje que realiza la casa de salud, es decir, el nivel de gravedad del paciente. Por ejemplo, en un nivel uno, considerado como crítico, incluyen los paros cardiaco-respiratorios, dificultades respiratorias, paciente con trauma severo como quemaduras con extensión mayor del 20% o más de dos fracturas, entre otros.

En cambio, en un nivel dos están: sangrado gastrointestinal, arritmias, crisis asmática, desprendimiento de retina, herida cortante que requiere sutura, hernia, lesiones en ojos por perforación, etc.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)