3 de April de 2014 16:59

¿Qué hacer ante una quemadura con ácido?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Ante un ataque o quemadura con ácido, la prioridad debe ser retirar rápidamente el elemento químico de la piel. A continuación lea las recomendaciones que el asesor médico Carlos Fernández brinda al diario El Tiempo de Colombia.

Agua fría corrida a chorros, por mínimo 30 minutos, sin tocar el área afectada, es la medida inicial frente a una quemadura con ácido. Evite a toda costa usar ungüentos, aceites, jabones y otros componentes, que pueden agravar la situación.

Aunque se trata de una medida elemental, se necesita tomar algunas precauciones. La más importante es que, durante este lavado, se evite que el elemento químico se disperse por las áreas indemnes de la piel. Eso quiere decir que si la quemadura es en la cara, por ejemplo, hay que tratar de alejarla del resto del cuerpo mientras el agua cae a chorro sin parar. Por eso no se recomienda meterse bajo la ducha. 

Es vital no utilizar las manos en esta limpieza, para evitar más quemaduras y lesiones, tanto de la víctima como de la persona que auxilia.

Si la ropa tiene ácido, póngase guantes y arránquela rápidamente, en lugar de frotarla, y sepárela. Quítese inmediatamente los guantes. No se puede olvidar que el objetivo es aislar el elemento químico de la víctima y de quienes la rodean.

Mientras se lava el área afectada sin parar, hay que correr inmediatamente a un servicio de urgencias, independientemente del nivel de complejidad del centro de salud.

En el hospital se activa un código rojo, lo que quiere decir que estas quemaduras son prioridad y requieren atención instantánea. En los hospitales hay personal entrenado para eso.

Vale la pena tener en cuenta que elementos químicos como el ácido son una especie de “corrosivo” que destruye severamente los tejidos, de manera proporcional al tiempo de contacto y la cantidad de sustancia utilizada.

Estas lesiones tienen la particularidad de ir profundizándose con el tiempo rápidamente, quiere decir que esta sustancia sigue afectando el tejido celular subcutáneo, las fascias, los músculos, el cartílago y los huesos. La distancia entre uno y otro, especialmente en la cara, es mínima, por eso los daños se producen con rapidez. Al lesionarse y destruirse estos tejidos, ocurren deformidades severas, de difícil recuperación.

Las quemaduras con ácido son las de más prolongado y difícil tratamiento, con respecto a todas las demás lesiones de esta clase.

Los ácidos utilizados son de distinta índole, y en la comisión de este delito se usan, con mayor frecuencia, tres que están plenamente identificados e, infortunadamente, al alcance de muchas personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)