7 de December de 2013 14:35

Un problema de conectividad en el cerebro causa dislexia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La dislexia, una dificultad para leer y entender el idioma, puede ser el resultado de la mala conectividad entre dos regiones del cerebro, reveló el jueves una investigación que arroja nueva luz sobre el origen de este trastorno neurológico, que afecta al 10% de la población mundial.

Durante varias décadas, los neurólogos y psicólogos atribuyeron este problema del aprendizaje a una representación mental defectuosa de las palabras, incluyendo fonemas, elementos sonoros característicos de la lengua, dijo Bart Boets, autor principal del estudio, publicado en la revista estadounidense Science.

Para confirmar esta hipótesis, los investigadores observaron con una resonancia magnética (RM) a 45 estudiantes de 19 a 32 años, 23 de los cuales eran severamente disléxicos, para obtener imágenes en 3D de su cerebro cuando escuchaban diferentes series de sonidos.

"Así se pudo obtener un buen registro neuronal de representaciones fonéticas" de los sonidos escuchados, explicó Boets, un psicólogo de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica.

Los participantes, de lengua flamenca y todos diestros, escucharon una serie de sonidos diferentes, como "ba-ba-ba-ba" y "da-da-da-da", y debían identificar el que era diferente, un ejercicio que, según los científicos, requiere una buena representación mental de los diferentes fonemas.

Los investigadores hallaron que las respuestas del grupo de disléxicos y la intensidad de sus reacciones neuronales fueron similares a las del grupo de control. "Sus representaciones fonéticas mentales estaban perfectamente intactas", dijo Boets.

Pero los participantes disléxicos eran aproximadamente un 50% más lentos para responder, según los investigadores.

  • Acceso defectuoso a la región cerebral dedicada al lenguaje

Cuando analizaron la actividad general del cerebro, los autores del estudio encontraron que los disléxicos tenían una menor coordinación entre trece regiones del cerebro que tienen que ver con los sonidos básicos y el área de Broca, una de las principales responsables del procesamiento del lenguaje.

Otros análisis revelaron que cuanto más débil era la coordinación entre estas dos regiones cerebrales, más lenta era la respuesta de los participantes.

Esto demuestra que la causa de la dislexia no es una mala representación mental de los fonemas, sino un acceso defectuoso de estos sonidos a la zona del cerebro que procesa el sonido, concluyeron los autores.

Para Frank Ramus, un científico experto en este tema en la École Normale Supérieure de París, que no participó en este estudio, "esta es la investigación más concluyente en cinco años" sobre la dislexia. "Si estos resultados se confirman, van a cambiar profundamente nuestra comprensión de la dislexia", dijo en un artículo aparte publicado en Science.

Sin embargo, otros expertos se muestran más escépticos. Michael Merzenich, neurólogo de la Universidad de California, en San Francisco (oeste de EE UU), dijo no estar convencido de que la actividad neuronal medida en el estudio sea representativa de los diferentes fonemas oídos.

Para Iris Berent, lingüista de la Universidad Northeastern, en Illinois (norte de EEUU), también citada en un artículo en la revista Science, las diferencias en los sonidos utilizados en este estudio fueron demasiado obvias. Un método más preciso sería probar contrastes más sutiles entre los sonidos ambiguos con los que los disléxicos tienen la mayor dificultad, dijo, en desacuerdo con Boets y Ramus.

Pero, según Ramus, "la RM habría mostrado si los disléxicos tenían una representación defectuosa" de los fonemas escuchados, incluso si no hubiera habido diferencias más sutiles entre ellos.

Boets ya vislumbra un nuevo tratamiento potencial para restaurar la conectividad normal entre las dos regiones del cerebro que son al parecer la causa de la dislexia. "No es inconcebible utilizar algún tipo de estimulación eléctrica no invasiva del cerebro para restaurar la comunicación entre estas dos regiones del cerebro", dijo el investigador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)