13 de May de 2011 15:42

Niños amamantados presentan menos problemas de conducta

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En un estudio publicado en la revista Archives of Disease in Childhood, expertos británicos usaron un cuestionario sobre "fortalezas y dificultades" que completaron los padres sobre sus hijos y hallaron que los registros anormales eran menos comunes en los pequeños que habían sido amamantados por al menos cuatro meses.

Maria Quigley, de la unidad nacional de epidemiología perinatal de la Oxford University, quien dirigió el estudio, dijo que los hallazgos "brindan aun más evidencia sobre los beneficios de la lactancia materna".

"Las madres que quieren amamantar deberían recibir todo el apoyo que necesitan. Muchas mujeres tienen problemas para amamantar todo el tiempo que quisieran y muchas no reciben el respaldo que haría la diferencia", añadió la experta en un comunicado.

Algunos beneficios del amamantamiento ya se conocen muy bien, por ejemplo, que los niños amamantados tienen menores tasas de infecciones y las madres lactantes corren menos riesgo de desarrollar cáncer de pecho.

También se han sugerido otros beneficios para la salud y el desarrollo infantil, como menores problemas conductuales y niveles de obesidad, aunque el equipo británico indicó que la evidencia de ello ha sido inconsistente en diversos estudios.

En este estudio, los investigadores de las universidades de Oxford, Essex, York y del University College de Londres emplearon un sondeo nacional sobre bebés nacidos en el 2000-2001 e incluyeron datos de más de 9 500 madres y bebés nacidos a término de familias blancas.

Los expertos usaron datos sobre si las madres habían amamantado y por cuánto tiempo, y los combinaron con los resultados del cuestionario sobre "fortalezas y dificultades", utilizado para identificar a los niños con posibles problemas de conducta.

El equipo halló que los registros anormales en los cuestionarios, que indican posibles problemas de conducta, eran menos comunes en los niños que habían sido amamantados por lo menos durante cuatro meses que en aquellos alimentados con fórmula (un 6 frente a un 16 por ciento).

El menor riesgo de un niño nacido a término y amamantado de tener registros anormales de conducta también fue evidente tras tener en cuenta otras influencias clave, como los factores socioeconómicos o parentales.

Los investigadores dijeron que una posible explicación de los resultados es que la leche materna contiene grandes cantidades de ácidos grasos poliinsaturados, factores de crecimiento y hormonas que son importantes para el desarrollo del sistema nervioso y el cerebro.

Los resultados también podrían deberse al hecho de que la lactancia materna conduce a una mayor interacción entre la mamá y el bebé y a un mejor aprendizaje de las conductas aceptables, añadió el equipo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)