7 de October de 2013 09:41

Una mujer de 70 años se somete a la eutanasia en Holanda por ser ciega

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Una mujer de 70 años que se quedó ciega se ha sometido a la eutanasia en Holanda, en lo que ha sido el primer caso en el que se ha calificado de "sufrimiento insoportable" este tipo de condición para justificar el suicidio asistido en el país, informaron hoy los medios neerlandeses.

Los inspectores de Salud consideraron la eutanasia practicada a la anciana acorde a las normas gubernamentales, según publicó el diario Dutchnews en su versión digital.

La eutanasia es legal en Holanda pero solo bajo estrictas condiciones, dado que el paciente tiene que sufrir un dolor insoportable y el médico debe estar convencido de que éste ha tomado una "decisión informada".

Además se requiere una segunda opinión de otro médico, recuerda el diario, que afirma que la mujer ya nació con poca vista, condición que fue empeorando gradualmente hasta que se quedó ciega.

La mujer, que vivía sola desde que su marido falleció, había intentado suicidarse varias veces antes, según la misma fuente.

La especialista Lia Bruin explicó a los medios holandeses que la mujer era un caso excepcional, pues estaba "obsesionada por la limpieza y no podía soportar no ver las manchas en su ropa".

Por otra parte, la prensa holandesa da cuenta de que un médico de familia de la ciudad de Tuitjenhorn, en la provincia de Noord-Holland, ha tenido que dejar de ejercer temporalmente al haber sido suspendido cautelarmente, a la espera de los resultados de una investigación de un caso de eutanasia.

La suspensión temporal del médico, de 58 años, se refiere a una eutanasia practicada a un enfermo terminal en agosto pasado.

Los inspectores de Salud tienen dudas sobre si se ha seguido en el caso al pie de la letra la legislación.

El pasado mes, los cinco comités regionales encargados de garantizar que se cumplen las condiciones legales para el suicidio asistido, informó de que el número de personas que opta por la eutanasia aumentó en Holanda un 13 % el año pasado hasta 4.188.

Solo en diez casos los médicos no cumplieron todas las condiciones exigidas, según este consejo supervisor.

Dos de ellos tuvieron que ver con pacientes con demencia y la dificultad de garantizar que estas personas den su consentimiento informado para someterse a la eutanasia, publica hoy Dutchnews.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)