23 de May de 2011 10:55

¿Se le puede confiar el corazón a un cirujano que durmió poco?

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Dejar el corazón en manos de un cirujano con sueño puede sonar aterrador, pero según un estudio canadiense hay poco de qué preocuparse.

Pacientes del Centro Londinense de Ciencias de la Salud en Ontario obtuvieron resultados igualmente buenos al ser operados por cirujanos bien descansados o por expertos con menos de tres horas de descanso, señaló el estudio de seis años de duración, publicado en Archives of Surgery.

"Esto es realmente tranquilizador para el público", dijo Michael Chu, cirujano cardíaco del centro, que trabajó en el estudio. "No tienen que preocuparse por si los cirujanos no duermen bien", añadió.

Los hallazgos se suman a un debate de larga data sobre la seguridad de confiar a médicos mal dormidos operaciones de vida o muerte, que requieren agilidad mental y mucha destreza. Mientras que algunos estudios han demostrado que la falta de sueño genera una reducción tanto de las habilidades mentales como manuales, no ha quedado claro cómo se ve afectado el desempeño en la sala de operaciones.

No obstante, el estudio reciente no convence a todos los expertos. "No creo que esto sea necesariamente tranquilizador. Hay un motivo por el cual los pilotos no vuelan si no durmieron la noche anterior", dijo Jeffrey Rothschild, del Brigham and Women's Hospital en Boston. El equipo de Rothschild halló en el 2009 en un estudio con más de 200 médicos que la cantidad de complicaciones casi se duplicaba cuando los cirujanos operaban después de dormir menos de seis horas.

El reciente estudio canadiense, en cambio, siguió sólo a seis cirujanos cardíacos que realizaron un total de 4 000 cirugías durante seis años. Alrededor del 40 por ciento de las veces, el cirujano dijo que había dormido entre tres y seis horas. En el 2 por ciento de las ocasiones, habían descansado menos de tres horas.

Durante las cirugías, el 3,6 por ciento de los pacientes murió cuando los médicos habían dormido hasta tres horas, comparado con el 2,8 por ciento cuando los cirujanos habían descansado de tres a seis horas y el 3,4 por ciento cuando tenían más horas de sueño.

Esas pequeñas diferencias se habrían debido a la casualidad, informaron Chu y sus colegas. Las complicaciones más graves, como el accidente cerebrovascular o la insuficiencia cardíaca, se produjeron en el 15 por ciento de los casos cuando los cirujanos habían dormido menos de seis horas y en el 17 por ciento de las oportunidades cuando habían dormido más.

"Nos sentimos bien siguiendo con nuestra práctica tal como es, sabiendo que la seguridad del paciente no está comprometida", dijo Chu a Reuters Health. El experto indicó que el trabajo en equipo y las largas horas de entrenamiento con poco descanso explicarían por qué los cirujanos parecen lidiar bien con la falta de sueño.

Con todo, Kanav Kahol, que ha estudiado la falta de sueño en el Centro Médico Banner Good en Phoenix, Arizona, advirtió que los resultados deberían interpretarse con cautela. "Sabemos bien por las investigaciones, incluida la nuestra, que el impacto de la falta de sueño sobre los resultados clínicos es en función de la experiencia y la especialidad", indicó Kahol a Reuters Health.

"Los residentes cometen efectivamente más errores en condiciones de falta de descanso que los médicos tratantes, y mientras que los neurocirujanos no parecen verse impactados por la fatiga, los cirujanos generales sí", agregó.

Varios países, incluido Estados Unidos, colocaron recientemente límites a la cantidad de horas máxima de labor y el tiempo de guardia para los residentes, con el fin de mejorar la seguridad de los pacientes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)