30 de December de 2012 12:16

iPad en la cama perjudica la vida amorosa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Internet perjudica el erotismo de la pareja, según un sondeo realizado entre 2 000 adultos por el sitio comparativo británico Broadbandchoices.co.uk.
Cuando se van a la cama con su computadora portátil, su tableta o su smartphone, el 15 por ciento de los consultados admitió haber sido menos activo sexualmente.

Consultar el e-mail o las redes sociales como Facebook o Twitter se está convirtiendo en una costumbre cada vez más difundida a la hora de irse a dormir.

La mitad de los entrevistados admitieron haber pasado 90 minutos en compañía de su dispositivo electrónico antes de apagar la luz: así la hora del sueño se posterga hasta la medianoche, frente a las 22.30 de hace diez años.

Sin embargo, el chat no es el único entretenimiento frente a la pantalla: también hay quienes usan sus aparatos para informarse y divertirse tras una jornada de trabajo.

El jefe de proyecto en el sitio comparativo británico, Dominic Baliszewski, no se mostró sorprendido: “Hay tantas aplicaciones -comentó- que los usuarios aprovechan cada minuto disponible”.

La consecuencia son las parejas afectadas por Internet, en las cuales “la esposa se queja de estar después de la computadora para su marido”.

El sexólogo Willy Pasini, consultado por la prensa, consideró que el ritmo del erotismo se ve alterado o invertido por Internet: “Para el marido, sus mensajes son más interesantes que su mujer, que es siempre la misma”.

Al parecer, los jubilados y los mayores son los menos afectados por el fenómeno: “La gente de más edad suele mirar televisión al mismo tiempo antes de irse a dormir”, agregó.

Además, según el estudio británico los adultos más grandes se van a dormir con un libro. La diferencia con el iPhone es que el libro “no es disuasivo sino comunicativo: su lectura a menudo no es autónoma, sino compartida”.

Pero al menos no todo está por virar hacia la catástrofe: la situación no es tan grave porque los jóvenes “hacen el amor más durante el día que por la noche” . Por lo tanto, el gran desafío consiste en rehabilitar la perdida hora de la siesta.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)