5 de December de 2011 12:08

Investigadores descubren que la obesidad podría ser transmitida de padres a hijos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


El esperma de los padres obesos es portador de una señal molecular que transfiere en herencia a su prole la propensión al sobrepeso, descubrieron científicos del Centro de Investigación sobre Salud Reproductiva de la Universidad de Adelaida (Australia) , que examinaron la expresión del micro-ARN en el esperma.

Los investigadores indicaron, además, que el efecto de obesidad en la prole es más marcado en las mujeres que en los varones.

“Es la primera prueba de que la dieta de un padre puede incidir en el epigenoma del esperma, según un mecanismo no genético que transmite mutaciones a la generación sucesiva”, explicó la investigadora María Ohisson Teague en su presentación ante el Congreso Mundial sobre Reproducción Humana de Melbourne.

La epigenética es la ciencia que estudia todos los factores no genéticos que intervienen en la determinación de la ontogenia, es decir, el desarrollo del organismo durante toda su historia vital, desde el óvulo hasta la muerte.

“No comprendemos todavía cómo se produce esto y estamos particularmente interesados en por qué tendría mayor impacto en la progenie femenina”, agregó.

El estudio examinó dos muestras de ratones: uno alimentado con una dieta de alto contenido en grasas y otro con una dieta sana, efectuando luego estudios del perfil del micro-ARN del esperma de ambos grupos.

“En el grupo alimentado con dieta grasa, observamos que la obesidad masculina altera el perfil del micro-ARN del esperma, causando tanto una mala calidad de los embriones como obesidad en la prole”, refirió la científica.

Puesto que, sin embargo, la transferencia del factor de obesidad es un proceso biológico y no genético, el padre que pierde peso y vuelve a estar en forma tiene menos probabilidades de trasladar a sus hijos la tendencia al sobrepeso, dijo Ohisson Teague.

La próxima fase del proyecto prevé una experimentación humana, con el estudio de las señales dietéticas paternas que se llevan en el esperma, y su impacto en la generación sucesiva.

El ARN es el ácido ribonucleico, del que se vale el ADN para transmitir información genética durante la síntesis de las proteínas, necesaria para el metabolismo y desarrollo de las células.

Varios tipos de ARN regulan la expresión genética de un organismo, e incluso existen ciertos virus cuyo único material genético está compuesto de ARN.

SYDNEY, 5 (ANSA)

 

El esperma de los padres obesos es portador de una señal molecular quetransfiere en herencia a su prole la propensión al sobrepeso, descubrieroncientíficos del Centro de Investigación sobre Salud Reproductiva de la Universidad de Adelaida (Australia) , que examinaronla expresión del micro-ARN en el esperma.

 

Los investigadores indicaron, además, que el efecto de obesidad en laprole es más marcado en las mujeres que en los varones.

 

“Es la primera prueba de que la dieta de un padre puede incidir en elepigenoma del esperma, según un mecanismo no genético que transmite mutacionesa la generación sucesiva”, explicó lainvestigadora María Ohisson Teague en su presentación ante el Congreso Mundialsobre Reproducción Humana de Melbourne.

 

La epigenética es la ciencia que estudia todos los factores no genéticosque intervienen en la determinación de la ontogenia, es decir, el desarrollodel organismo durante toda su historia vital, desde el óvulo hasta la muerte.

 

“No comprendemos todavía cómo se produce esto y estamos particularmenteinteresados en por qué tendría mayor impacto en la progenie femenina”, agregó.

 

El estudio examinó dos muestras de ratones: uno alimentado con una dietade alto contenido en grasas y otro con una dieta sana, efectuando luegoestudios del perfil del micro-ARN del esperma de ambos grupos.

 

“En el grupo alimentado con dieta grasa, observamos que la obesidadmasculina altera el perfil del micro-ARN del esperma, causando tanto una malacalidad de los embriones como obesidad en la prole”, refirió la científica.

 

Puesto que, sin embargo, la transferencia del factor de obesidad es unproceso biológico y no genético, el padre que pierde peso y vuelve a estar enforma tiene menos probabilidades de trasladar a sus hijos la tendencia alsobrepeso, dijo Ohisson Teague.

 

La próxima fase del proyecto prevé una experimentación humana, con elestudio de las señales dietéticas paternas que se llevan en el esperma, y suimpacto en la generación sucesiva.

 

El ARN es el ácido ribonucleico, del que se vale el ADN para transmitirinformación genética durante la síntesis de las proteínas, necesaria para elmetabolismo y desarrollo de las células.

 

Varios tipos de ARN regulan la expresióngenética de un organismo, e incluso existen ciertos virus cuyo único materialgenético está compuesto de ARN.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)