6 de October de 2013 12:49

Infartos cerebrales por sobrepeso y obesidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0

Especialistas sostuvieron que debido al problema de obesidad y sobrepeso que enfrenta el país, las afectaciones vascular cerebral, como infartos cerebrales y hemorragias se registran a más temprana edad y en un mayor número de casos.

En conferencia de prensa, el miembro del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía de la Secretaría de Salud, Antonio Arauz Góngora, resaltó que el panorama de los eventos vascular cerebral es muy grave en México, pues ocupan la primera causa de discapacidad y la quinta de muerte.

Refirió que el 20% de los casos por un evento vascular cerebral, sufren hemorragias y un 80% infarto cerebral, y aunque no hay cifras oficiales, la mayor parte es provocada por el sobrepeso y la obesidad, así como por malos hábitos como tabaquismo y alcoholismo.

"La principal causa de los infartos cerebrales es la alteroclerosis, que es la que se asocia a la hipertensión, diabetes, obesidad, aumento de colesterol y triglicéridos, tabaquismo, ahora se ve con mayor frecuencia antes de los cincuenta años, sobre todo por el problema de obesidad y sobrepeso".

Advirtió que este tipo de afectaciones que desencadenan con un infarto cerebral o hemorragia, no se detecta a tiempo, por lo que se debe estar alerta si se presenta alguna sintomatología neurológica, como problemas de movilidad en parte del cuerpo, sobre todo en brazo y pierna, parálisis facial o alteración en lenguaje.

Asimismo, destacó que como parte de esta problemática, se encuentra la fibrilación auricular no valvular, que es un tipo de arritmia cardíaca, problemas que con un adecuado tratamiento anticoagulante puede prevenir el riesgo de tener un evento vascular cerebral como el infarto cerebral y las hemorragias cerebrales.

En ese contexto, resaltó que México ya cuenta con este tipo de tratamientos, para prevenir la formación y desprendimiento de coágulos, que provocan la incapacidad e incluso la muerte, recientemente fueron aprobados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y se espera que el próximo año ya se encuentren en el sector salud.

Refirió que el riesgo de tener fibrilación auricular no valvular se presenta con mayor frecuencia en personas mayores de 75 años, se padece hipertensión, diabetes o insuficiencia cardiaca sintomática, entre otros, para lo cual el tratamiento oportuno debe ser indicado por un médico internista, cardiólogo o neurólogo.

El especialista explicó que de acuerdo al Instituto Nacional de Neurología y Neurociencias de la Secretaría de Salud, "un evento vascular cerebral puede ocurrir cuando una arteria se obstruye y ocasiona la interrupción o pérdida repentina del flujo sanguíneo cerebral, con lo cual un paciente podría sufrir secuelas como parálisis, problemas de raciocinio, del habla, de visión y o coordinación motora".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)