Salud

Hallan una vía para eliminar resistencias a fármacos contra cáncer de pulmón

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
2 de July de 2012 10:26

Un equipo internacional en el que participan investigadores españoles ha dado con el principal agente que orquesta la resistencia al tratamiento contra el cáncer de pulmón avanzado, un hallazgo que servirá para diseñar nuevos fármacos para pacientes que actualmente son de difícil curación.

El estudio describe "un mecanismo extraordinario de resistencia y la parte más diabólica del cáncer", afirma el doctor Rafael Rosell, participante en la investigación y jefe del Servicio de Oncología Médica del Instituto Catalán de Oncología (ICO) de Badalona (Barcelona, noreste de España).

La investigación, que se publica en la revista "Nature Genetics", ha contado con la participación del ICO de Badalona y de otros centros de EE.UU., Corea del Sur y Japón, y ha sido financiada por la Obra Social La Caixa con 2,1 millones de euros invertidos en cuatro años.

El estudio se ha elaborado únicamente a partir de análisis de tumores de pulmón pero, según Rosell, los resultados pueden servir para otro tipo de cánceres,

"Es un gran descubrimiento y ahora debemos presionar a la industria para impulsar ensayos clínicos de nuevos fármacos, ya que puede ser útil para otros tumores", explica.

El equipo internacional de científicos ha descubierto un nuevo mecanismo de resistencia al erlotinib y el gefitinib, dos fármacos utilizados para un subgrupo de pacientes de cáncer de pulmón que tiene alterado el gen que codifica el receptor del factor de crecimiento epidérmico (EGFR, del inglés Epidermal Growth Factor Receptor).

Cerca del 20 % de los pacientes de cáncer de pulmón tiene mutado el EGFR, que aparece sobrexpresado, especialmente en mujeres, tanto fumadoras como no, y que propicia la proliferación de células tumorales.

Actualmente ya existen fármacos en el mercado para inhibir el efecto del EGFR, pero se da la circunstancia que, dentro de este subgrupo, entre el 20 y el 60 % de los pacientes desarrolla resistencias que lastran el tratamiento.

Tras años de estudio, los firmantes de la investigación publicada hoy han llegado a la conclusión de que el principal responsable de esta oposición a los fármacos es el gen AXL, que se ha observado que está hiperactivo en los tumores de pulmón resistentes a los medicamentos inhibidores de EGFR.

Los investigadores del ICO también han demostrado que la inhibición del AXL provoca que el tumor pierda resistencia al erlotinib y, por tanto, hace que este fármaco vuelva a ser efectivo.

Según la investigación, este hallazgo da "nuevas esperanzas al subgrupo de pacientes más vulnerable", ya que son siempre casos avanzados y con mal pronóstico.

Lo que por ahora es una nueva esperanza se podrá materializar en tratamientos si la industria farmacéutica apuesta por desarrollar algunos prototipos de inhibidores de AXL que aún no se han probado en ensayos clínicos ni se han comercializado.

"Se necesitan investigaciones de este calado para que el diálogo con la industria deje de ser nulo", destaca el responsable de Oncología Médica del ICO de Badalona.

Aparte de suponer una nueva vía terapéutica, el hallazgo amplía la batería de procesos genéticos identificados que son determinantes en el cáncer de pulmón y que, según Rosell, evidencian cada vez más la necesidad de repetir biopsias durante el tratamiento para controlar si se producen alteraciones en los genes que pueden generar resistencias a los tratamientos.

"El cáncer de pulmón era antes la Cenicienta de los tumores, el que no quería ningún doctor porque tenía muy mal pronóstico, pero el paradigma ha cambiado porque vamos identificando las alteraciones genéticas a través de la biopsia y podemos prescribir el mejor fármaco desde el inicio del tratamiento", concluye Rossell.