22 de December de 2011 15:30

Un estudio demostró que complicaciones quirúrgicas disminuyen con buen trabajo en equipo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


Los hospitales que introdujeron un programa que mejora la comunicación y el trabajo en equipo entre los médicos y enfermeras registraron un descenso en las complicaciones relacionadas con las cirugías, indica un nuevo estudio.

Los resultados de la investigación, que se basaron en casi 120 000 operaciones y que fueron publicados en Archives of Surgery, se conocieron la misma semana en que expertos reportaron una disminución en la tasa de muertes de pacientes con el uso del mismo programa.

Bajo este sistema, que está diseñado para detectar los errores médicos antes de que puedan causar daño, el equipo de cirugía emplea una lista de control para chequear al paciente y el procedimiento antes de comenzar la operación. Luego se realiza un reporte, del que los pacientes también participan.

"A los pacientes les gusta, al personal le gusta; es éticamente mejor", dijo Douglas Paull, cirujano del Centro Nacional para la Seguridad del Paciente, de la Administración de Salud del Veterano en Ann Arbor, Michigan, que trabajó en el estudio.

Los médicos y enfermeros "trabajamos en equipos, cuidamos uno del otro y al paciente, y esto muestra que los resultados son mejores", señalo Paull a Reuters Health.

El equipo comparó las infecciones, coágulos sanguíneos y otras complicaciones en pacientes tratados en 42 instalaciones de la Administración de Salud del Veterano que habían implementado el llamado programa de Entrenamiento de Equipo Médico, y otros 32 centros que no lo utilizaban.

En el año previo a que el personal quirúrgico se entrenara en el programa de comunicación y trabajo en conjunto, los hospitales de ese grupo tenían, en promedio, 90 complicaciones no letales cada 1 000 cirugías realizadas.

Esa cifra se redujo a 75 el año posterior a la implementación del programa. En comparación, hubo una caída menor -de 81 a 76 complicaciones por cada 1 000 cirugías- en las instalaciones que no introdujeron el programa, algo que los investigadores dijeron que podía deberse al azar.

Específicamente, los centros que implementaron el entrenamiento registraron menos casos de coágulos sanguíneos vinculados con la cirugía y también menos infecciones superficiales de la piel y profundas en la herida.

En total, 37 de las 42 instalaciones con el nuevo sistema mejoraron sus tasas de complicaciones, comparado con 22 de los 32 hospitales que no pusieron en marcha el programa de trabajo en equipo y comunicación.

"Si uno ve nuestros programas de entrenamiento, estamos muy focalizados en hacer nudos y colocar sondas en el lugar correcto, es decir habilidades individuales", dijo Peter Pronovost, médico que ha estudiado las complicaciones quirúrgicas en la Escuela de Medicina de la Johns Hopkins University, en Baltimore.

"Pero no nos hemos concentrado en el trabajo en equipo (...) y muchos pacientes están sufriendo innecesariamente debido a ello", dijo Pronovost a Reuters Health.

Paull señaló que el sistema funcionaría también en hospitales fuera del sistema de la Administración de Salud del Veterano, dado que la falta de comunicación puede elevar los costos y lesionar a los pacientes innecesariamente, algo que consideró altamente evitable.

Pronovost instó a los pacientes y sus familias a estar al tanto del aspecto comunicacional de su atención médica. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)