24 de March de 2014 13:18

Enfermos de tuberculosis pueden contagiar a 15 personas en un año

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Mycobacterium tuberculosis, más conocido como Bacilo de Koch, es una bacteria que ataca principalmente los pulmones, afectando la respiración y generando una enfermedad conocida a escala global como tuberculosis.

Según lo explica la doctora Lérida Padrón, neumonóloga y especialista en Medicina Crítica, el nombre Bacilo de Koch se le asignó en honor a su descubridor, el científico alemán Robert Koch (1843-1910), quien el 24 de marzo de 1882 anunció el hallazgo, por lo que se tomó esta fecha para celebrar el Día Mundial de la Tuberculosis.

Cuando una persona se contagia de tuberculosis, el primer síntoma de la enfermedad es una tos prolongada. “Si el paciente presenta una tos mayor a 15 días de duración, acompañada de expectoración, puede significar un síntoma cardinal de la tuberculosis. Si esta se asocia a fiebre no muy alta, que predomina en horas de la tarde y noche, sudoración y pérdida de peso, se debe sospechar de su presencia, siendo casi obligatorio realizar una consulta médica. Otro síntoma de la patología que causa mucha alarma es la expectoración de sangre”, analizó Padrón.

La propagación de la patología se produce por las vías respiratorias, por lo cual resulta muy contagiosa. “Cuando una persona infectada tose,estornuda o expectora (bota flema), las bacterias salen y empiezan a esparcirse por el aire, ocasionando que otras personas las inhalen, llegando a sus pulmones e iniciando el ciclo de infección. Alguien que sufra de tuberculosis puede infectar entre 10 a 15 personas en un año.

Además, se sabe que este microorganismo es muy resistente y puede mantenerse vivo durante un tiempo prolongado una vez que es expulsado del cuerpo, por lo que es importante mantener medidas de higiene para evitar el contagio”, explicó la especialista.

“Existen medidas para prevenir la tuberculosis, comenzando por la vacunación que se coloca a los niños recién nacidos. Las personas adultas que padecen de la enfermedad deben llevar un control estandarizado por las autoridades sanitarias, que son las encargadas de entregar los medicamentos y mantener al paciente estable para proteger a las personas de su entorno", señaló el médico

Aparte agregó que "el contagiado debe tomar medidas preventivas, tales como cubrir la tos y los estornudos con tapa bocas y eliminar de forma adecuada el esputo”.

La Dra. Padrón refiere que, en caso de atenderse oportunamente, el tratamiento contra la tuberculosis tiene una duración de seis meses hasta la curación del paciente y añade que si la persona portadora de la bacteria cumple con los medicamentos al pie de la letra, en un lapso de 30 días no podrá contagiar a otros.


Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)