25 de May de 2011 11:02

Largo de dedos, ligado a riesgo de lesión de rodilla en hombres

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Las manos "varoniles" serían signo de un mayor riesgo de padecer una lesión de rodilla, según indica un nuevo estudio.

La investigación, que evaluó a más de 1 000 adultos estadounidenses de mediana edad y mayores y que fue publicada en la revista Arthritis, reveló un riesgo más elevado de sufrir lesiones de rodilla entre los hombres con una mayor diferencia en la longitud de sus dedos índice y anular.

En general, los hombres suelen tener dedos índices relativamente cortos y dedos anulares más largos, mientras que las mujeres presentan más equidad en la longitud de esos dos dedos.

Se cree que una diferencia importante entre ambos dedos, tanto en hombres como en mujeres, reflejaría una mayor exposición a la hormona testosterona en el útero materno. Ida Haugen del Hospital Diakonhjemmet en Oslo, Noruega, y su equipo analizó datos de 1 020 adultos estadounidenses de entre 51 y 92 años, y se focalizó en sus antecedentes de lesiones de rodilla y síntomas de artritis.

Los expertos también observaron radiografías de las manos y las rodillas de los sujetos. En general, el 28 por ciento de los hombres y el 23 por ciento de las mujeres dijo que se había lesionado la rodilla lo suficiente como para no poder pisar por al menos unos días.

Las posibilidades de padecer este tipo de lesión fue un 78 por ciento mayor entre el tercio de hombres con la mayor disparidad en la longitud de sus dedos, comparado con el tercio con la menor diferencia entre ellos.

No se registró relación entre la longitud de los dedos y las lesiones de rodilla entre las mujeres, así como tampoco entre la longitud de los dedos y la artritis en ninguno de los sexos. Algunos estudios han vinculado el patrón "masculino" de los dedos con mayores niveles de agresión y destreza atlética, mientras que otros lo han ligado con ciertas condiciones de salud, como la artritis de rodilla y mano.

Nadie sabe por qué existen esos vínculos, pero una teoría es que la exposición a la testosterona en el inicio de la vida jugaría un papel clave. El cartílago que amortigua las articulaciones es sensible a la testosterona, por lo que es posible que una mayor exposición a esta hormona haga de alguna manera que el tejido sea más vulnerable al daño, escribió Haugen.

Dado que el patrón se ha relacionado con la agresión y las habilidades deportivas, también es posible que los hombres con esta característica sean más propensos a involucrarse en situaciones en las que podrían lesionarse.

Pero entonces, ¿los hombres con dedos anulares largos deberían preocuparse por sus rodillas? Probablemente no, dijeron los investigadores. El riesgo de una persona de padecer una lesión de rodilla o artritis dependería mucho más de factores como la edad, la actividad física y el peso corporal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)