Salud

El cáncer de mama mata más a mujeres jóvenes de países pobres, según informe

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Preocupado 0
Contento 0
11 de July de 2012 15:43

El cáncer de mama causa más muertes entre las mujeres jóvenes de los países con menos recursos que en los más avanzados, donde los tratamientos contra la enfermedad son más accesibles, según un informe publicado hoy en Francia.

De las 94 000 mujeres que fallecieron en 2010 en el mundo por cáncer de pecho y que tenían entre 15 y 49 años el 72 % estaban en países con menos recursos, según el Informe Mundial sobre el Cancer de Mama, difundido hoy en Lyon (sureste).

"Es una situación alarmante puesto que el cáncer de pecho tiene efectos devastadores en las familias, en especial de los países con bajos ingresos", según el resumen del informe.

En el tramo de edad superior a los cincuenta años en 2010 murieron por cáncer de mama un total de 331 200 mujeres, el 40 % de ellas en países en desarrollo y el 60 % restante en los países con más recursos.

En total, mueren cada año unas 425 000 mujeres como consecuencia de esta enfermedad.

Los autores del informe, elaborado por el International Prevention Research Institute (IPRI), indican que este tipo de cáncer ha pasado en los últimos treinta de años de ser un problema esencialmente de países desarrollados a convertirse en un "problema global".

"Mientras que la mayoría de nuevos casos se diagnostican en mujeres de países desarrollados, el número de muertes causadas cada año por el cáncer de pecho se reparte ahora entre los países desarrollados y los países en desarrollo", según el informe.

Cada año se detectan un total de 1,6 millones de nuevos casos y en las últimas tres décadas el incremento anual ha sido del 3,1 %, lo que significa que el año próximo habrá unos 60 000 nuevos comparados con las cifras de 2012.

En 1980 se detectaron 600 000 nuevos casos, lo que deja constancia del incremento registrado en treinta años, indicaron los autores del informe.

En algunos países, especialmente de África, las mujeres solo acuden a tratarse cuando su cáncer está en un estadio avanzado y cuando se ha extendido a otras partes de su cuerpo, por lo que la única opción posible son los cuidados paliativos.

El IPRI indicó que los datos proceden de instituciones de varios países y que han sido contrastados; el informe se presenta desde hoy en Lyon ante responsables de organismos nacionales de lucha contra el cáncer en la sede de esta organización.

En el informe se citan los casos de países como Kenia, Omán y México, donde se dieron los mayores porcentajes de mujeres diagnosticadas con cánceres de mama en fase IV (metástasis).

El estudio destaca además que en los países con menos recursos hay menos opciones disponibles para el tratamiento de las mujeres y que resulta especialmente preocupante la ausencia de instalaciones de radioterapia o de opiáceos para tratar a las que lo padecen en fase terminal.

En concreto se afirma que el tratamiento con paracetamol no es una solución efectiva para tratar el dolo asociado frecuentemente con los casos terminales de estos tipos de cáncer.

En el informe se recuerda que la prevención es una forma de evitar que se den casos de cáncer de pecho en niveles avanzados y para que el tratamiento sea efectivo, aunque se estima que hay que investigar las consecuencias del exceso de diagnóstico y de tratamiento.

De todos modos, se reconoce que los programas de detección con mamografías "parecen ser efectivos en relación con el incremento de la concienciación de las mujeres con el cáncer de pecho y su aplicación se asocia con una reducción de la mortalidad".