22 de octubre de 2015 11:05

El sistema de Salud, en alerta ante amenaza del virus del zika

Esta enfermedad, transmitida por un mosquito, causa manchas blancas o rojas en la piel. La alarma es por los casos reportados en Colombia. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO.

Esta enfermedad, transmitida por un mosquito, causa manchas blancas o rojas en la piel. La alarma es por los casos reportados en Colombia. Foto: Alfredo Lagla/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 3
Indiferente 4
Sorprendido 6
Contento 2
Andrés Jaramillo
Coordinador (I)

Los síntomas producidos por el dengue, la chikungunya y el zika, en su mayoría, son parecidos. Pero hay uno que hace particular a este último virus. El zika causa manchas rojas y blancas en la piel y, según el especialista en Medicina Interna e Infectología, David Larreátegui, esto es una ventaja a la hora de detectar casos y levantar cercos epidemiológicos.

Más aún cuando se han confirmado casos cerca de las fronteras. Colombia registró nueve contagios y las organizaciones Panamericana de la Salud (OPS) y Mundial de la Salud (OMS) recomendaron a sus países integrantes tomar medidas de prevención.

En el último año y medio, el virus del zika llegó a Chile, luego a Brasil y finalmente a Colombia. Está en el norte de este último país, que es una zona turística visitada por los ecuatorianos.
El ritmo de expansión ha hecho que se tomen precauciones para preparar al sistema de salud ante una eventual carga adicional de atención en todos los niveles.

Los organismos dieron la alerta el 16 de octubre pasado y, cuatro días después, el Ministerio de Salud Pública del Ecuador se sumó. Ya se ha declarado la alerta epidemiológica, que involucra a todos los establecimientos de salud de la red pública y complementaria (también privados). Ahí, la identificación de casos sospechosos debe ser informada de inmediato para aplicar un protocolo de salud.

Este incluirá, dentro de las siguientes 48 horas, visita domiciliaria, búsqueda activa comunitaria, clasificación del caso e informe final.

El subsecretario nacional de Vigilancia de Salud Pública, Itamar Rodríguez, en diálogo con Ecuadoradio, dijo que hasta ayer 21 de octubre de 2015 no hubo casos reportados en Ecuador.

“Se está informando a la ciudadanía sobre cómo tiene que llevar el autocuidado por un lado y, por otro, lo más importante que es el control del vector. Una de cada cuatro personas que tiene zika puede ser asintomática, sin embargo es transmisora de la enfermedad”, refirió el funcionario.

El virus del zika es una enfermedad viral transmitida por los mosquitos Aedes aegypti , que son los mismos transmisores del dengue y la chikungunya. No es mortal, sin embargo, puede complicar la salud.

Entre los primeros síntomas están la conjuntivitis, dolores de cabeza o erupciones en la piel pueden aparecer cinco o 10 días de después de que una persona haya sido infectada. Y duran hasta siete días.

Infografía virus Zika.

Según Rodríguez, existe una tasa mínima que puede generar complicaciones a nivel neurológico, como “una parálisis progresiva de los pies hacia arriba del cuerpo que va a necesitar hospitalización”. Por ese motivo -añade- es importante tener un control.

De ahí que se ha hecho un llamado a la ciudadanía a que mantenga una estricta limpieza de los sitios que pueden convertirse en criaderos de mosquitos.

“Es importante que la ciudadanía también entienda que una alerta no es motivo de alarma”, refiere Larreátegui. “Es parte de un protocolo habitual de salud que permite preparar a los médicos e informar a la ciudadanía”.

Esto último -agrega- se vuelve fundamental, pues la época invernal se comienza a sentir y hay señales científicas claras de que el fenómeno de El Niño llegará con fuerza al Pacífico. Existe el riesgo que se presente una transmisión masiva.

Durante la sesión 67 del Comité Regional de la Organización Mundial de la Salud para las Américas que se hizo la semana pasada, el organismo señaló que debido al deterioro de las condiciones de la vivienda y el medio ambiente, El Niño se asocia principalmente con el aumento de enfermedades por vectores y por el agua.

Se puso como ejemplo la malaria o paludismo en Ecuador, que se incrementó de 14 633 casos en 1982 a más de 78 599 en 1984, lo que representó un aumento del 440%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (1)