1 de octubre de 2016 00:00

‘Salitre beach’ es referente en la capital montuvia del Ecuador

otos: enrique pesantes / el comercio La playa de agua dulce Santa Marianita es uno de los potenciales turísticos de Salitre. Los días feriados recibe hasta 5 000 visitantes, según la Dirección de Turismo Municipal.

La playa de agua dulce Santa Marianita es uno de los potenciales turísticos de Salitre. Los días feriados recibe hasta 5 000 visitantes, según la Dirección de Turismo Municipal. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 10
Mónica Mendoza

'Salitre beach’ aparece en el mapa turístico ecuatoriano. La playa de agua dulce en el cantón de Guayas es una de las más visitadas los fines de semana y los días festivos.

Vale la precisión que está ubicada en la Capital Montuvia del Ecuador, porque ‘Salitre Beach’ también es el nombre de una banda española, que aparece cuando se intenta buscar la playa en Internet.

Aunque la principal tradición en la cuna del pueblo montuvio son los rodeos, también se puede encontrar diversión y música. A lo largo de la ribera del río Vinces se levantan los bares y lugares bailables donde DJ tocan reggaetón, salsa y corridos para los visitantes.

Desde que se ingresa al cantón Salitre, ubicado a 53,2 kilómetros de Guayaquil, hay señalética para no perder el camino al balneario.
Siguiendo la ribera del río Vinces se observan los parasoles multicolores sobre la playa de arena que se forma entre junio y noviembre. Es en la temporada seca de verano cuando más se disfruta del lugar, pues en invierno el caudal aumenta y las historias que se cuentan son de inundaciones.

La playa se extiende hacia los lados del puente que conecta la cabecera cantonal de Salitre con la parroquia Vernaza.

Las pequeñas canoas se mueven sobre el agua. Humeantes, con fogones llenos de vasijas de barro o de ollas tiznadas. Con letreros que ofrecen el menú para los bañistas: cazuela de camarón y pescado, tortilla de choclo y de camarón, bollo de ‘viejo’ con arroz, bollo de chancho con arroz... La lista de platos es larga, pero lo que más llama la atención es ‘carne de tortuga de pozo hornada’. Los precios oscilan entre USD 1,50 y 3.

La venta de comida en canoas es una tradición. El comensal se debe meter al río, con el agua hasta los tobillos, para degustar los platos. O si desea el vendedor le lleva la comida bajo su parasol.

Santiago Jiménez compra todos los días un tacho de ‘viejitos’, un pescado de mar, para la venta. Está en el negocio hace siete años. “Dos viejitos con verde asado y ensalada por USD 2, una cazuela mixta con camarón y pescado por USD 3”, es lo que ofrece a los turistas que llegan en estos días, buscando un baño refrescante de río.

El río que tradicionalmente ha sido la fuente de producción y sobrevivencia de los pueblos montuvios, actualmente es un motor de desarrollo. Salitre, ubicado en el norte del Guayas, tiene un clima húmedo, cálido y una tierra fértil para el arroz, cacao, mango, guaba y otras frutas que se venden en las canoas.

En la canoa 'Soy la misma' el olor es a maní cocinado. Víctor Bajaña (20 años) se especializa en vender cazuela de langostino y tortillas de verde de camarón. Dejó su trabajo de jornalero en la siembra de arroz y se dedicó a la venta en el río.

Según la Dirección de Turismo del Municipio de Salitre, hay 30 comerciantes calificados de la Asociación Riberas del río Vinces. Pero hay un sinnúmero de informales que recorren la playa.

Los visitantes llegan de los cantones aledaños y desde Guayaquil, sobre todo los fines de semana. Tania Moreno de la carrera de Hotelería y Turismo de la Universidad Católica de Guayaquil hizo una tesis sobre un plan de desarrollo turístico de Salitre y estudió la playa Santa Marianita. Según su investigación los días feriados llegan 4 000 turistas, los domingos 3 000, los sábados 500 y de lunes a viernes 200.

Mónica Campozano decidió viajar con su familia desde Guayaquil. Y dice que lo que más le gustó fue la carne de tortuga de río.

‘Salitre beach’ también ofrece paseos en canoas a motor, paseos a caballo, pesca deportiva. Un complejo turístico con piscinas, pista bailable y billar. Además 33 cabañas comedores con ambientes festivos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (2)