3 de noviembre de 2017 00:00

La Ruta de las Almas, atractivo de temporada

Los poblados en los alrededores de Otavalo ofrecen una ruta que incluye gastronomía y turismo. Foto: Francisco Espinoza para EL COMERCIO.

Los poblados en los alrededores de Otavalo ofrecen una ruta que incluye gastronomía y turismo. Foto: Francisco Espinoza para EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Sierra Norte
(F-Contenido Intercultural)

Una nueva propuesta turística es la Ruta Gastronómica de las Almas que se oferta desde ayer en Otavalo, en Imbabura. El circuito propone un recorrido por cinco cementerios llenos de historias, de las parroquias rurales del cantón.

Esa es una de las 36 propuestas que constan en la agenda de actividades turísticas, culturales y artísticas, que promociona la Prefectura de Imbabura, a propósito de este feriado.

El itinerario recomienda iniciar el paseo en el camposanto indígena Samasunchic (Descanse en Paz, en español), ubicado en el sur de la ciudad. Ahí, los visitantes podrán observar la tradición de los indígenas kichwas de compartir los alimentos y la música con los difuntos. Así lo hacían sus antepasados desde tiempos milenarios.

La ruta continúa en la vecina parroquia de San Rafael de la Laguna, en donde está el panteón de Samana Wasi (Casa de Descanso). Se considera que es uno de los más antiguos de la zona norte del país.

La idea de armar un circuito turístico por estos rincones del Valle del Amanecer es dar a conocer los encantos que posee el área rural, explica Edwin Vaca, director de Turismo y Desarrollo Local del Municipio.

Los viajeros tendrán también la oportunidad de saborear los platillos de temporada que se elaboran en cada po­blado. Se trata de alimentos como champús, colada morada, rosca tandas...

Los desplazamientos, además, incluyen la visita a emprendimientos productivos. En San Rafael, por ejemplo, se abrirán las puertas a los turistas de locales como la Tienda Totora Home, que ofrece artesanías utilitarias elaboradas con las fibras que crecen en las orillas del lago San Pablo.

El anterior es una de las 12 iniciativas familiares que conforman la Asociación Turística Coraza Ñan.

Otro sitio obligado de visita es el cementerio de San Pablo del Lago. A diferencia de otras necrópolis que pertenecen a la cultura kichwa Otavalo, la anterior es preferida por los indígenas kayambis.

Antonio Maldonado, guía nativo de turismo, comenta que cada pueblo tiene su particularidad.

En las orillas del lago San Pablo opera la Asociación La Garza. Según Verónica Antamba, presidenta de la organización, tienen 42 socios que ofrecen paseos en lanchas, cabalgatas, juegos infantiles y la venta de artesanía en totora, madera y lana.

Pero lo que más atrae a visitantes es el servicio de gastronomía. El menú incluye 15 platos típicos. Los más populares son el caldo de gallina, la fritada y, por esta temporada, la colada morada y las empanadas.

La travesía por los cementerios y poblados, que puede tardar de tres a cinco horas, avanza luego hacia a las parcialidades de Agato, en Miguel Egas Cabezas y en Agualongo de Paredes, en Ilumán.
En la primera está el Watun Rumi (Piedra Grande). Se trata de un mirador natural compuesto por una formación rocosa, de aproximadamente 15 metros de altura. Desde ese sitio, en las faldas del volcán Imbabura, se puede disfrutar de una vista panorámica única.

Es un punto ideal para recorrer en compañía de la familia o con amigos. Este escenario invita a acampar y preparar alimentos al aire libre.

Ilumán, por su parte, tiene un aire místico. En este pueblo habitan más de 25 yachaks que tienen la fama de poder curar diferentes dolencias.

Los aventureros podrán recorrer las estrechas calles y solicitar los servicios de los curanderos. Rafael Carrascal, presidente de la Asociación de Yachaks de Ilumán, asegura que tienen más clientes los martes y viernes, que son específicos para realizar los tratamientos.

Se espera que esta vez, los que acojan las propuestas no sean solamente extranjeros, sino turistas nacionales. La ruta, incluso, se difunde a través de las redes sociales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)