13 de marzo de 2015 12:12

Rosetta sugiere presencia de hielo en el cuello del cometa 67P

La sonda Rosetta se encuentra con el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko. Foto: AFP.

La sonda Rosetta se encuentra cerca del cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko para estudiarlo. Los últ. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia EFE

Imágenes captadas por los filtros de color del instrumento Osiris de la nave Rosetta sugieren la presencia de hielo en el cuello del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, denominado región Hapi, informó hoy 13 de marzo el Instituto Max Planck para la investigación del sistema solar (MPS) desde su sede en Gotinga.

Las imágenes estudiadas por los científicos del equipo Osiris muestran que el cuello del cometa refleja la luz roja -habitual en los núcleos de los cometas y en otros cuerpos primitivos, como por ejemplo asteroides- de manera menos efectiva que la mayoría del resto de regiones, por lo que su apariencia es ligeramente azul.

Además, en los últimos meses, esta zona se ha mostrado especialmente activa: muchas de las fuentes de polvo y gas que el cometa lanza al espacio, tienen su origen allí.

En ese sentido, al estudiar las características de reflectancia de la superficie del cometa, los científicos confirmaron que la región Hapi es única y que su coloración azul podría indicar la presencia de agua congelada mezclada con el polvo de la superficie.

"Aunque las variaciones de color en la superficie de 67P son pequeñas, pueden darnos indicios importantes", señala Holger Sierks, jefe del equipo Osiris. Según Sonia Fornasier, del Observatorio de París y miembro del equipo Osiris, se sabe que "las características de reflectancia tienen que ver directamente con la morfología de la superficie".

La nave Rosetta está equipada con instrumentos adicionales para identificar de forma directa la presencia de hielo en la superficie, pues los filtros de color de Osiris sólo pueden representar una gama limitada de longitudes de onda.

Así, el espectrómetro Virtis, por ejemplo, puede determinar claramente las huellas espectrales de moléculas de agua. "Tenemos mucha curiosidad por ver si se confirman nuestros indicios a partir de esas mediciones", señala Sierks.

Las imágenes del instrumento Osiris fueron tomadas sucesivamente con un filtro de 989, de 700 y de 480 nanómetros el 21 de agosto de 2014, cuando la nave Rosetta se encontraba aproximadamente a 70 kilómetros del cometa.

"Cuando el cometa 67P alcance en agosto de este año su distancia más corta respecto al Sol, se calentará mucho, a excepción de la región Hapi, que en ese momento permanecerá en la oscuridad y experimentará una especie de noche polar", explica Fornasier El cuello del cometa "sólo recibirá de nuevo luz solar a partir de marzo de 2016", agrega.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)