27 de enero de 2016 09:22

Una fábrica de sueños en Roma: Cinecittà cumple 80 años

Cinecittà, ubicado en las afueras de Roma (Italia), es una atracción turísitica para muchos amantes del cine de todo el mundo. Foto: Agencia AFP

Cinecittà, ubicado en las afueras de Roma (Italia), es una atracción turísitica para muchos amantes del cine de todo el mundo. Foto: Agencia AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia DPA

Hubo un tiempo en el que las grandes estrellas de Hollywood hacían cola para viajar a Roma, y en el que en Cinecittà surgieron tanto producciones monumentales como instantes inolvidables de la historia del cine.

Aunque no tengan hoy el mismo brillo y glamour que en los años 50 y 60, los estudios celebran sus 80 años en plena actividad. El 'Teatro No. 5' de Cinecittà era como una segunda casa para Federico Fellini, y el director se había instalado allí incluso una zona de estar para no tener que abandonar el lugar ni siquiera de noche durante sus etapas más creativas.

En cierta ocasión, el cineasta (1920-1993) señaló que sentía una especie de éxtasis cuando estaba de pie ante el estudio vacío, con un espacio a la espera de ser llenado y crear un nuevo mundo.

Cinecittà, del que entraban y salían divas como Elizabeth Taylor y Ava Gardner, surgió por orden del dictador Benito Mussolini después de que su antecesor, los pequeños estudios Cines, se incendiaran por motivos nunca aclarados.

El dictador fascista quería una enorme ciudad del cine para rodar filmes de propaganda siguiendo el modelo de los nazis en Alemania. El 29 de enero de 1936, el 'Duce' puso la primera piedra, y la cámara que grabó la escena para la posteridad sigue estando expuesta en los estudios.

"Pero Mussolini también quería impulsar la cinematografía italiana para oponer algo al dominio estadounidense", señala el director de Cinecittà, Giuseppe Basso. En menos de 400 días surgió de la nada la ciudad de 40 hectáreas con nueve grandes estudios a las afueras de Roma, que fue inaugurada el 28 de abril de 1937.

En los primeros años y décadas surgieron films auténticamente "romanos", empezando por las obras neorrealistas de directores como Roberto Rossellini y Luchino Visconti, que por ejemplo en 'Roma, ciudad abierta' (1945) o 'Bellísima' (1951), protagonizadas por Anna Magnani, relataban la amarga realidad de la guerra y posguerra.

Poco después entró en escena Hollywood y creó producciones monumentales que hicieron historia, como 'Ben Hur', 'Quo Vadis' o 'Cleopatra'. Para rodar la famosa escena de la carrera de carros con Charlton Heston del clásico de MGM 'Ben Hur', se erigió un set de 18 hectáreas a un coste de USD 1 millón de la época.

Después llegaron Liz Taylor y Richard Burton, y más que de la filmación de 'Cleopatra' toda Roma habló del romance entre las dos estrellas, entonces casadas con otros. "Roma se volvió un poco como Hollywood, un Hollywood junto al Tíber", afirma Basso.

"Eso se veía no solamente en Cinecittà, sino en toda la ciudad, donde se vivía la 'dolce vita'". Esa 'Dolce Vita' que quedó inmortalizada en la inolvidable escena en la que la exuberante Anita Ekberg le grita a su compañero de reparto Marcello Mastroianni que venga a bañarse con ella mientras se mete con un vestido negro en la Fontana de Trevi.

Fellini rodó esa parte del clásico en el lugar original, pero a las tres de la madrugada y en febrero, cuando no había nadie en la calle, explica la experta Giulia Bianconi, que desde hace dos años dirige las visitas guiadas por los estudios y la exposición permanente 'Cinecittà si mostra'.

La famosa Via Veneto, la calle de los ricos y guapos, fue reproducida en cambio al detalle en los estudios de Cinecittà. "Fellini no quería filmar en la ciudad porque había paparazzis por todas partes. Le molestaban de forma desmedida", relata Bianconi.

También se mantuvo hasta su muerte el cariño de Ekberg -fallecida a principios de 2015- por Cinecittà, donde festejó uno de sus últimos cumpleaños junto al set de la exitosa serie 'Roma'.

Para la coproducción de HBO, BBC y RAI del año 2005 se reconstruyó en nueve meses la Roma de la Antigüedad, incluidos los edificios monumentales, columnas, el empedrado y los barrios pobres, todo increíblemente realista pero de fibra de vidro y madera.

El impresionante set es uno de los pocos que sigue en pie y al que se puede acceder. ¿Dónde salvo en una fábrica de sueños pueden los visitantes pasear bajo un arco de triunfo romano y salir en el Antiguo Egipto?

"Así es en el mundo del cine, todo se transforma constantemente, los sets se construyen y se destruyen para dar espacio a nuevas ideas", señala Bianconi. Y en Cinecittà cobraron vida muchas ideas.

'Vacaciones en Roma', con la encantadora Audrey Hepburn, 'La pantera rosa', de Blake Edwards, 'El último emperador', de Bernardo Bertolucci, 'El paciente inglés', de Anthony Minghella o 'Gangs of New York', de Martin Scorsese forman parte de la larga lista.

Hace poco, Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) regresó al Tíber para grabar una nueva versión de 'Ben Hur', en esta ocasión con Jack Huston y Morgan Freeman como protagonistas. La película llegará a los cines a mediados de año.

Y también Ben Stiller y Owen Wilson rodaron 'Zoolander 2' en Roma. "Cinecittà no es solo una reliquia del pasado, Cinecittà es también el futuro", opina Basso. "Somos capaces de llevar a cabo proyectos ambiciosos a gran escala, porque no somos solamente Fellini".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)