24 de agosto de 2017 15:24

Allah-Las, los rockeros cool que casi se convierten en víctimas de un atentado

Sus cuatro miembros encarnan el espíritu de una California calma y cool, a la que le hacen honor con una música construida a partir de guitarras.

Sus cuatro miembros encarnan el espíritu de una California calma y cool, a la que le hacen honor con una música construida a partir de guitarras. Foto: Facebook / Allah-Las

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La banda Allah-Las, que se vio envuelta en un presunto plan de atentado descubierto in extremis por la policía holandesa, ha conquistado un público amante del rock psicodélico californiano, pero es constantemente atacada por su nombre.

Sus cuatro miembros encarnan el espíritu de una California calma y cool, a la que le hacen honor con una música construida a partir de guitarras. El grupo de Los Ángeles no generaría ninguna controversia, y mucho menos un incidente internacional, si hubiera elegido otro nombre.

La noche del miércoles 23 de agosto de 2017 en Róterdam, su concierto fue cancelado en el último minuto tras “una información concreta” de la policía española sobre un plan de atentado.

Los Allah-Las agradecieron a la policía en una declaración a la AFP , pero declinaron hacer cualquier otro comentario. Luego de que el grupo estadounidense fundado hace 10 años ganara cierta notoriedad -con reseñas frecuentes en publicaciones dedicadas a la música independiente- , Allah-Las han estado siempre a la defensiva respecto a su nombre.

Algunos musulmanes fundamentalistas consideran blasfemo que se asocie el nombre de Allah (dios, en árabe) con música o entretenimiento. El grupo admite haber recibido quejas, y ya se vio obligado a cancelar un concierto en Turquía por su nombre, pero ellos insisten en el hecho de que no hay una mala intención, y mucho menos la de ofender.

El cantante y guitarrista Miles Michaud explicó en una entrevista reciente que el nombre nació de la asociación de Allah y Shangri-La, un valle imaginario y místico enclavado en el Himalaya.

Shangri-La es “una especie de guiño al kitsch californiano” e “irónico”, mientras que “Alá” debía reflejar el orientalismo que ha permeado en California, de acuerdo con el músico. “Mucha arquitectura en California, así como el urbanismo y las palmeras son el resultado del movimiento orientalista”, afirmó en una entrevista con la promotora de conciertos AXS.

“Además, es musical, Allah-Las suena como una canción”, agregó. La banda también dio a entender que su nombre era una forma de homenajear al grupo escocés alternativo The Jesus and Mary Chain, cuyo éxito Just Like Honey recuerda al sonido californiano.

“Más misterio”

El baterista Matthew Correia por su parte, insistió en la importancia de dejar planear un poco de misterio, en recuerdo del período previo a Internet, cuando todo de lo que disponían los fans eran las letras, algunas pistas en la tapa y la contratapa del disco y quizás algún dato de un vendedor de discos gruñón.

“Hoy no hay más misterio”, suelta en el blog musical Tomatrax. Todo el grupo comulga con la cultura del disco de vinilo: sus miembros se juntaron mientras trabajaban para Amoeba Music, una enorme tienda de discos en el famoso Sunset Boulevard, en Hollywood, y uno de los sitios favoritos de los amantes de la música.

A pesar de que los Allah-Las tienen todos los atributos del rock de garaje, su sonido claramente tiene un tono californiano, con reminiscencias de The Doors. También grabaron su tercer y último álbum en el Valentine Recording Studios, utilizando los equipos en los que habían trabajado los Beach Boys.

Los nombres polémicos son usuales en la música. A mediados de junio, la Corte Suprema de Estados Unidos dio un gran salto en el terreno minado del vocabulario considerado racista, al decidir que el grupo de rock The Slants (Los Rasgados) podía registrar oficialmente su nombre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)