13 de August de 2010 00:00

Los robots se ensamblan en la universidad

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Guayaquil

Lanza una patada y da piruetas. Cae al piso y se levanta rápidamente. El chillido de sus tuercas acompaña cada uno de sus movimientos. Parece sencillo, pero detrás de cada giro o brinco hay una serie de algoritmos matemáticos, guardados en una diminuta tarjeta de memoria.

El ‘Robonova-1’ tiene una coraza en tonos dorados y negro. Mide unos 50 centímetros de alto y está programado para realizar una minuciosa rutina de karate.Ángel Yaguana conoce cada una de las 60 combinaciones que le dan vida. El joven cursa el noveno ciclo de Ingeniería en Telecomunicaciones en la Universidad Católica de Guayaquil y se alista para participar en el Sexto Concurso Ecuatoriano de Robótica (CER 2010), organizado por este centro de estudios.

Será del 25 al 27 de noviembre y espera descubrir nuevas ideas tecnológicas. Calificará la innovación, destreza e ingenio.

Warbot (o robots de pelea), de fútbol, bailarines, de sumo, seguidores de línea, de laberinto y de batalla naval son algunas de las categorías que participarán según Inelda Martillo, de la carrera Ingeniería de Sistemas.

Walter Mera, decano de la Facultad de Ingeniería, reconoce que Ecuador recién está incursionando en esta tecnología. En países como EE.UU., China y otros europeos la robótica tiene aplicaciones prácticas en áreas de la salud, por ejemplo, con la creación de brazos robóticos. También en la industria, pues hay ensambladoras de autos que funcionan solo con robots soldadores o para pintar. “No tienen la figura de Mazinger, pero funcionan automáticamente. Son producto de una programación que les dice qué hacer, en qué momento hacerlo, de forma secuencial... Eso esperamos motivar en nuestros jóvenes”.

Para el ingeniero en electrónica Eduardo Mendoza, la matemática, la física y la electrónica son las bases para el trabajo con robots. Con estas ciencias se puede profundizar en la programación, a través del desarrollo de una serie de algoritmos matemáticos, que son los que permitirán la interacción. “De esta forma se llega a la fase de la inteligencia artificial”.

Los elementos básicos para crear un robot son los motores y los censores. Estos se ensamblan para dar forma a la fachada. Luego se desarrolla la tarjeta electrónica, dentro de la cual se introducirá un microcontrolador que concentrará el centro de la programación del robot.

Los estudiantes alistan sus propias creaciones. Desde robots seguidores de línea, similares a los de la película Wall-E, hasta otros de tipo submarino en forma de pez, serán los diseños que se exhibirán en universidades de Quito, Cuenca, Guayaquil, Riobamba e Ibarra.

En tanto, los estudiantes alistan sus diseños. En uno de los laboratorios de la Facultad Técnica de la Católica, Yaguana da los retoques a su última creación. Como parte de las clases inventó robots seguidores de luz y de personas en movimiento. El más reciente, con el que participará y en el que invirtió USD 1 800, es un perro mascota electrónica.

Los torneos en el mundo

Las ferias internacionales y los torneos de robótica son comunes en países como China y Estados Unidos

En noviembre pasado se realizó el Robotech en Tokio, donde cientos de participantes mostraron funciones de asistencia a los humanos en diversos espacios. Mientras que el abril se celebró el Campeonato Mundial de Robótica First, en Georgia, Altlanta.

Según la página www.protocolo.com.mx, en ese certamen participaron 344 equipos de Australia, Brasil, Canadá, Israel y Estados Unidos.

Entre los galardonados estuvieron los Panteras (Universidad Panamericana) y el grupo Tecbot (del Tecnológico de Monterrey), ambos de México. Sus trabajos fueron construidos en seis semanas y tuvieron 600 partes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)