7 de septiembre de 2014 01:53

Un robot explorador se desarrolló para acceder a sitios de alto riesgo

robot explorador

Sebastián y Paola Flor están tras el invento. Las pruebas en terreno han sido satisfactorias. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 15
Contento 0
Redacción Sociedad (I) 
sociedad@elcomercio.com

Salvaguarda la vida de las personas. Eso fue lo que inspiró a Sebastián Rojas y Paola Flor, ambos de 24 años, a crear un robot 4x4 operado con control remoto. Es capaz de ingresar a los sitios más inhóspitos y evitar, por ejemplo, que un rescatista se exponga a riesgos.

El primer prototipo vio la luz hace dos años. Era básico; un envase plástico de la cocina con cables, llantas y pilas adheridas. Pero evolucionó poco a poco, ahora es de una aleación de metal resistente.

La mayor parte de su cuerpo se hizo con piezas que fueron fáciles de conseguir. Motores de los levantavidrios de ve­hículos usados, llantas de carretillas, baterías... Todo para que sea resistente a golpes y caídas hasta en situaciones extremas como un derrumbe.

Tiene la fuerza para arrastrar una personas de unos 60 o 70 kilos. Además, se espera que en su estructura pueda llevar alimentos hasta para tres personas, un kit de emergencia e incluso herramientas.

Se invirtieron alrededor de USD 350 en su construcción. El robot ha sido presentado en varios concursos internacionales. En 2012, los inventores ganaron medalla de oro en el encuentro que organiza anualmente la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología. Ese año hubo 2 000 concur­santes de la Región.

El logro los clasificó automáticamente al torneo Infomatrix, en Rumanía, donde obtuvieron medalla de plata. Lograron estar entre los ocho mejores inventos del mundo. De ahí en adelante han llegado varios reconocimientos.

Ahora la firma Energizer los auspiciará para que puedan participar en la cuarta edición del Campus Party, que se realizará del 18 al 22 de septiembre.

A ese encuentro, el mayor de tecnología en el país, los jóvenes tienen previsto llevar un modelo mejorado. Se le agregará una cámara para que el operador pueda observar en tiempo real lo que ocurre alrededor del robot.

Esta cámara, que se la tomó de un celular reciclado, se conectará vía Bluetooth con un ordenador portátil y podrá transmitir las imágenes con la ayuda de un software.

La señal alcanza 5 metros de distancia, por el tipo de dispositivos con el que se armó. Pero puede ampliarse el número de metros si se mejora el modelo. Su proyección precisamente es esa, para poder industrializarlo.

Ya han tenido un acercamiento con una empresa de alcantarillado que requiere de un robot para evitar que su personal se exponga cuando debe verificar si un sistema de tuberías está taponado. O si necesitan hacer perforaciones.
Para eso deberán integrar un brazo electrónico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)