23 de marzo de 2017 14:35

Los cinco robos más famosos de obras de arte 

El cuadro de La Gioconda del pintor Leonardo DaVinci fue sustraído del Museo de Louvre en 1911. No se supo nada de la obra hasta 1913.  Foto: Wikicommons.

El cuadro de La Gioconda del pintor Leonardo DaVinci fue sustraído del Museo de Louvre en 1911. No se supo nada de la obra hasta 1913. Foto: Wikicommons.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Gabriel Flores

Robar obras de arte es un negocio lucrativo. Octave Durham, alias Okki, hurtó en el 2002 Vista del mar desde Scheveningen y Feligreses saliendo de la iglesia calvinista de Nuenen, del Museo de Van Gogh. A cambio recibió 350 000 euros de manos del mafioso italiano Raffaele Imperiale. Estos cuadros fueron recuperados y se exhiben, desde esta semana, en el museo de Ámsterdam.

El robo más fácil

Uno de los robos de arte más sonados de la historia fue el de La Gioconda, de Leonardo da Vinci. La obra fue sustraída, del Museo de Louvre de París, por Vincenzo Perrugia, un carpintero aficionado a la pintura y la decoración.

La mañana del 21 de agosto de 1911, Perugia se puso un blusón blanco y se hizo pasar por un miembro de mantenimiento del museo, descolgó el cuadro y lo escondió bajo su ropa.

Una de las hipótesis que se manejaron en este robo fue que el estafador argentino Eduardo Valfierno convenció a Perrugia de que se robara el cuadro con el argumento de que la obra regrese a Italia. No se supo nada de la obra hasta finales de 1913 cuando el anticuario Alfredo Geri recibió una carta de Peruggia que le pedía una recompensa de 500 mil libras.

El robo más rápido

La obra El Grito de Much ha sido robada en varias en ocasiones. En 1994, este cuadro, uno de los más famosos de la historia del arte, fue sustraído de la Galería Nacional de Oslo. A plena luz del día, una banda de ladrones encabezada por Pal Enger tardó menos de un minuto en robarlo. La osadía de los ladrones fue tal que dejaron una nota en la que se leía ‘gracias por la falta de seguridad’.

En el 2004 El Grito volvió a caer en manos de la delincuencia. Los tres hombres enmascarados que entraron a la galería también se llevaron también La Madonna. Los dos cuadros fueron recuperados, dos años después, por la policía de noruega.

El robo más 'pesado'

El robo de esta escultura de Moore es una de los más osados de la historia. Para mover esta pieza que pesa 2,1 toneladas y que estaba en el jardín de la Fundación Henry Moore de Londres, los ladrones necesitaron una grúa, una furgoneta y un carro.

El robo que todavía persigue el FBI

El 18 de marzo de 1990, el Museo Isabella Stewart Gardner, ubicado en Boston, sufrió el robo de 13 obras de Vermeer, Rembrandt, Manet y Degas valoradas en USD 500 millones.

Este museo era la casa de la coleccionista y mecenas Isabella Stewart Gardner, conocido como Fenway Court. Su propietaria ideó esta mansión al estilo veneciano, con un jardín en su patio interior, para albergar su colección privada.

Hasta el momento las obras no han sido recuperadas y se desconoce su paradero. El FBI la tiene en el primer lugar de su lista de robos de arte.

Las obras robadas por los nazis

Muchas de las obras de arte que se han recuperado en las últimas décadas se perdieron durante la Segunda Guerra Mundial. Obras que pertenecían a familias judías o que estaban en museos de los países invadidos por los alemanes.

El robo de obras de arte y su recuperación llegó al cine en ‘Operación Monumento’, un filme dirigido por George Clooney. La cinta narra la historia, basada en hechos reales, de un grupo de expertos, curadores, galeristas y artistas que fueron enviados por el presidente Franklin Roosevelt a Europa para rescatar las piezas robadas en la Segunda Guerra Mundial.

Video: YouTube, cuenta: 20th Century Fox LA

En el 2013, las autoridades alemanas descubrieron, en un departamento de Múnich, 1 400 cuadros robados por los nazis entre los que se incluían varias obras de Marc Chagall y Otto Dix.

El buscador de obras de arte

En una entrevista para El País de España, Arthur Brand, rescatador de cuadros y antigüedades, contó que el 90% del arte robado en el mundo nunca vuelve a los museos o las colecciones privadas.

En el 2016, Brand recuperó Adolescencia, de Salvador Dalí y La música, de Tamara de Lempicka y en el 2015, los Caballos de Hitler, un conjunto escultórico que decoraba la Cancillería de Berlín y que se perdió en la caída del muro, en 1989.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)