2 de junio de 2014 20:29

Las revistas de prensa rosa no le quitaron sus ojos al Rey Juan Carlos I

EFE
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Eduardo Freire. Redactor

“¿Por qué no te callas?” fue la frase que inundó las portadas de revistas de prensa rosa y políticas de España en el 2007. Y es que el Rey Juan Carlos I ya no pudo soportar el discurso del entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez y le ordenó que cerrara la boca.

La frase se convirtió en un fenómeno social y de Internet. Fue tema de imitaciones, burlas, parodias y tonos de llamada para celulares.

Las revistas del corazón ibéricas no desaprovecharon el hecho e inundaron sus portadas con la foto del Rey bastante enfurecido con el expresidente venezolano. La noticia dejó de ser política y se transformó en rosa.

Ahora, la revista Hola analizó la abdicación y el legado del rey Juan Carlos con un especial en portada de su edición digital, acompañado por un perfil de Don Felipe y Doña Letizia con el titular 'Los Príncipes de Asturias, listos para asumir el trono'. Y es que la monarquía también forma parte de ese jet set que cautiva las mentes de los curiosos lectores.

La relación de la prensa del corazón con el Rey no es nueva.
En marzo del 2012, fue intervenido en un hospital, por una fractura en la cadera derecha. El ex monarca sufrió una caída, cuando se encontraba cazando elefantes en Bostwana. Esta vez, los tabloides criticaron duramente está acción. En una época que todo el mundo se siente defensor de los animales, la noticia no fue para nada positiva.

El diario El País informó que el permiso para cazar elefantes costaba USD 58 000, dinero que la mayoría consideró un despilfarro.
El cuarto poder de la prensa rosa ganó y el Rey no tuvo de otra, que disculparse: “lo siento me he equivocado y no volverá a ocurrir”.

Pero las malas noticias siguieron llenando textos de las publicaciones.
De forma burlesca, la farándula publicó la noticia de la caída que sufrió el Rey durante una visita a la sede Mayor de la defensa.

El monarca español presentó heridas en la nariz y la quijada. La prensa del corazón, aprovechó para recordar a sus lectores, que no era la primera vez que Juan Carlos tenía un accidente de esa naturaleza. En otra ocasión tropezó en un evento del Círculo de Economía, en donde al bajar las escaleras, tropezó y unos hombres pudieron sostenerlo antes de que cayera.

En otro desafortunado hecho, el Rey se disponía a saludar a la política española Trinidad Jiménez, cuando tropezó al caminar.

Ya sea por una frase que hizo recordar las órdenes de un Rey colonialista de la época de Cristóbal Colón, por sus caídas y su renuncia, las revistas del corazón seguirán atentas a los pasos del Rey, sin importarles que se trate de un ser de sangre azul.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)