2 de enero de 2018 00:00

La revisión del Código de Salud se retomará en enero del 2018

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Sociedad

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El análisis del proyecto del Código de Salud se reanudará la segunda semana de enero. La discusión será artículo por artículo. Será después de que asambleístas como Poly Ugarte y Sebastián Palacios, del PSC y SUMA, solicitaron que se ampliara el plazo para revisar el texto. Se espera que en marzo llegue al Pleno, para el segundo debate.

El legislador William Garzón, de Alianza País, quien preside la comisión, señala que se ha recogido el 90% de las observaciones de los colectivos, que se presentaron durante las jornadas de análisis, con más de 2 000 personas. También las que el Ministerio de Salud hizo llegar en octubre pasado, así como las del Colegio y Federaciones Médicas, Solca, Organización Panamericana y Mundial de la Salud, entre otras.

El proyecto de Código Orgánico de la Salud se empezó a tratar desde hace casi seis años en la comisión legislativa. En mayo del 2017 pasó el primer debate y esa versión tenía 304 artículos, cinco disposiciones generales, seis transitorias y seis reformatorias. Siete meses después, circuló un informe borrador, entre los miembros de la mesa. Trae 390 artículos, 17 disposiciones generales, 19 transitorias, 11 reformatorias y seis derogatorias.

Este Código abarca proyectos de ley como el de Parto Humanizado. También, una normativa relacionada con medicina alternativa. Y temas complejos, que preocupan a profesionales de salud.

Por ejemplo, en lo que respecta a faltas leves, en el texto que se discute, se dice que no recabar el consentimiento informado o una autorización del paciente, para someterse a una intervención, será sancionado con multa de un salario básico. Antes, no solicitar ese documento traía una sanción más grave. La penalidad consistía en seis salarios básicos unificados.

Las multas deberían ser examinadas, según los gremios de médicos. Las más altas son de hasta 30 salarios básicos, que podrían ser cobradas por transgredir la prohibición de realizar procedimientos de definición de sexo y por no cumplir con los protocolos de transporte de órganos.

Otros temas que han generado polémica son tratados en la propuesta. Por ejemplo, hay un artículo en el que se aclara que los tratamientos para enfermedades raras y catastróficas se basarán en evidencia científica.

Puntos de vista

Ernesto Carrasco, presidente del  Colegio Médico  del Guayas

En lo que respecta a sanciones, la Comisión de Salud modificó algunos artículos. En ciertos casos son muy rígidos, con multas de hasta 30 salarios básicos en ciertas faltas muy graves. No obstante, esperaremos a que continúe el análisis del borrador para el segundo debate. Admito que hay aspectos con los que estamos satisfechos, como lo que señala el artículo 100. Este dispone que intervenga el Ministerio de Salud en el informe técnico cuando haya denuncias por lesiones o muerte de pacientes, que luego son investigadas por la Fiscalía. Muchos de nuestros aportes a esta normativa se mantienen, pero estaremos vigilantes a las sanciones.


Giannina Arroba, de la Federación de Sociedades de Ginecología

Hay pediatras y ginecólogos que fomentan el apego precoz del bebé con la madre y el contacto piel con piel, lo cual se trata en el artículo que previene la violencia gíneco-obstétrica. Me parece que eso se puede realizar luego del parto natural o en las mismas cesáreas. Con esto quiero decir que tampoco se puede generalizar la idea de que este último procedimiento es malo. No obstante, sí es una realidad que Ecuador es uno de los países con mayor número de cesáreas. En lo posible, se las debería evitar mientras no haya un diagnóstico que las justifique realmente como dice la ley. Lo ideal es que haya parto normal, pero a veces hay situaciones que no lo permiten.

José Eras,  de la Federación Médica Ecuatoriana

Nosotros sí requerimos de una autoridad sanitaria, pero no una concentradora de poder y que persiga. Hay que analizar su rol porque puede convertirse solamente en un ente sancionador. Maneja competencias que antes no tenía y deberemos analizar en el futuro si dará buenos resultados. Por ejemplo, interviene con la industria alimenticia, hemoderivados, derechos sexuales y reproductivos. No digo que esté mal, pero sí debería delegar responsabilidades y competencias. Más allá de eso, ahora se prepara el informe para segundo debate, que recoge varias observaciones de los colectivos, lo cual es una muestra de que el trabajo realizado no fue estéril.


Elizabeth García, integrante de la  Liga de la Leche en Quito

En la normativa se menciona que la educación en lactancia materna debe incluirse en los contenidos curriculares de los diferentes niveles de enseñanza. Eso me parece acertado porque, en los últimos años, esa práctica ha sido vista como la última opción para alimentar a los niños. Al abordar este tema en las clases, los chicos aprenderán desde muy temprana edad que esta es la forma más adecuada para alimentar a los recién nacidos. También será entendida como una prioridad. Es innovador que se recupere la lactancia materna, porque estamos muy expuestos a la industrialización de los alimentos procesados. Y a que se regalen tarros de fórmula.


Alberto Narváez, coordinador de la Plataforma por la Vida

El artículo sobre la carrera sanitaria es un tema de interés de los gremios de médicos a escala nacional. Esta incluye la renovación de la licencia y eso es positivo para revalorizar los salarios y las categorías de los profesionales de la salud en el país. En el proyecto se acogieron algunas de nuestras propuestas, y eso es bueno. Pero no se tomó en cuenta nuestro planteamiento acerca de la promoción horizontal. Eso quiere decir, que no hay beneficios por capacitación u otros méritos como rendimiento en el desempeño laboral, por ejemplo. Esto es muy importante, ya que reemplaza al escalafón con el que veníamos trabajando los servidores de la salud.


César Paz y  Miño, médico y especialista en Genética Médica

Todo procedimiento tiene regulaciones internacionales relacionadas con el uso del embrión, con el objetivo de que no sea manipulado y no se altere su procedencia. Algunas leyes lo que hacen es obstaculizar el desarrollo de técnicas nuevas de fertilidad. Aunque no tenemos regulaciones, sí es necesario que se legisle. Con esta nueva normativa, en el caso de la fecundación in vitro, no cambiará en nada porque está probada y normada por las leyes. Sobre el tema de las contraprestaciones económicas había un negocio en la donación de gametos o embriones o subrogación de vientre. El control es correcto. La donación debe ser gratuita, como con órganos o sangre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)