27 de febrero de 2015 18:16

No todos deben someterse a una dieta ‘detox’

El objetivo de las dietas 'detox' es ayudar al organismo a limpiarse eliminando por un corto periodo de tiempo el consumo de toxinas. Foto: Pixabay.

El objetivo de las dietas 'detox' es ayudar al organismo a limpiarse eliminando por un corto periodo de tiempo el consumo de toxinas. Foto: Pixabay.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Carla Sandoval
Redactora (I)

A los 17 años, cuando todavía cursaba los últimos años de bachillerato, Gabriela Larrea decidió entrar en un programa para perder peso en el que, además de aplicarle inyecciones y masajes, le enviaron una dieta de desintoxicación.

Existen distintos tipos de dietas de desintoxicación, basadas en ayuno o consumo exclusivo de líquidos o de jugos que no incorporan nada más que frutas y vegetales. Este proceso de limpieza del cuerpo consiste en eliminar el consumo de ciertos productos que podrían dejar nuevas toxinas en el organismo como café, carnes grasas, embutidos, lácteos y alcohol.

Durante una semana, Larrea se alimentó exclusivamente de sopa de vegetales y agua. “Fue tenaz porque fue ir a un régimen de líquidos de una, eran vegetales licuados. Luego de algunos días se volvió nauseabundo”, cuenta.

Larrea admite que quizás uno de los factores que alteró tanto su sistema en el momento de la desintoxicación fue su corta edad. En esos días se sentía muy débil y acudió al médico quien le explicó que era algo “normal” por la limpieza que estaba sufriendo el cuerpo.

Alegría Dávalos, médica nutrióloga, asegura que una de las restricciones para poder realizar una dieta de desintoxicación está en la edad. Las personas que realizan esta dieta deben ser mayores de edad y no deben ser de la tercera edad. Este último grupo puede presentar ciertas carencias nutricionales, explica, “y si se someten a una dieta de desintoxicación, el cuerpo no va a recibir todos los requisitos nutricionales que estas personas necesitan y esas carencias se pueden agudizar”.

También se deben considerar otros factores antes de someterse a una desintoxicación. Dávalos recomienda consultar con un médico general y constatar con él los antecedentes clínicos, pues no es recomendable hacer esta dieta sin indicaciones médicas para ninguna persona, especialmente si padecen diabetes, problemas en el hígado o los riñones.

Sin bien el cuerpo ya tiene sistemas de depuración propios en los riñones, el intestino y el hígado, una dieta puede ayudar a eliminar la pesadez que suele generarse luego de haber tenido un proceso de excesos- tanto en alimentos como en bebidas- en ciertas fechas como Navidad o las vacaciones.

La desintoxicación sirve como un punto de arranque para limpiar el organismo, depurar toxinas, eliminar grasas, etc. y si bien pueden ser el punto de inicio de una dieta para perder peso, no se debe usar como un método de pérdida de peso en sí, asegura la nutrióloga.

Si las dietas no se realizan de manera equilibrada las personas llegan a presentar síntomas de mareo y malestar, una baja en los niveles de glucosa e incluso sensaciones de desvanecimiento. No obstante, si la dieta es equilibrada se puede realizar sin ningún tipo de molestias, afirma Dávalos.

Este fue el caso de Carolina Vega de 23 años, quien decidió hacer una dieta de desintoxicación como un reto personal. “Me llamaba mucho la atención. Nunca había hecho nada así y quería saber si es tan difícil como todo el mundo dice que es”, cuenta.

Durante su dieta, que duró un día, Vega bebió tres batidos que contenían varias frutas, lecha de coco y leche de almendras. Luego de hacerla se sitió “liviana, fresca y renovada”. Cuenta que si bien nunca se sintió débil no le gustaron las bebidas. “Es imposible que un batido de tantas cosas sea rico, pero tampoco es tan feo como parece”.

Los efectos de la desintoxicación en el cuerpo son el aumento del nivel urinario y la regularización de la digestión. La piel también reacciona a esta dieta, según la experta, pues “la piel refleja mucho lo que se come. Si se ha venido comiendo alto en toxinas luego de este día de desintoxicación hasta la textura de la piel cambia y mejora”.

La nutrióloga recomienda a sus pacientes pasar por el proceso de desintoxiacación un domingo que puedan estar en casa, controlar lo que comen, tener un baño al alcance y no ir al gimnasio. El día de la desintoxicación no es aconsejable hacer ejercicio, pues el cuerpo no está recibiendo los niveles de energía que habitualmente tiene y se pueden generar molestias o desmayos.

Por último, Dávalos sugiere siempre realizar las desintoxicaciones con el monitoreo de una persona especializada que pueda complementar en la dieta los requerimientos nutricionales del paciente. Si bien esta dieta resulta ser algo bueno para el cuerpo y puede ayudar a obtener mejores resultados en la pérdida de peso, no hay que esperar “milagros”, asegura.

“No existen las dietas milagro. La dieta tiene que ser específica para cada persona, no se puede generalizar, pues cada uno tiene requerimientos distintos”, concluye.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)