3 de mayo de 2017 00:00

La Reina irá por el rescate de la vestimenta Puruhá

Micaela Lema desarrolla un plan para promover el uso de la vestimenta Puruhá. Foto: cortesía del Municipio de Riobamba

Micaela Lema desarrolla un plan para promover el uso de la vestimenta Puruhá. Foto: cortesía del Municipio de Riobamba

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Cristina Márquez
Redactora
cmarquez@elcomercio.com
(F-Contenido Intercultural)

Un anaco negro, una colorida chumbi (faja), blusas bordadas, bayetas aterciopeladas o de lana de borrego y accesorios de coral son las prendas del atuendo originario de la cultura Puruhá.

Rescatar el uso de esa vestimenta y el idioma kichwa es parte del plan de Micaela Lema, la primera Reina Indígena de Riobamba. La joven, de 23 años, cuenta que heredó de su padre el amor por su origen indígena y por las prácticas culturales puruhaes, que se han ido perdiendo con la llegada de la industria textil, la migración y la modernidad.

“Muchos jóvenes que salieron de sus comunidades reemplazaron el poncho o el anaco por pantalones jean o chaquetas a la moda. El contenido de los medios de comunicación y la moda occidental son una gran influencia”, cuenta Lema.

Ella fue electa Reina de Riobamba, el 8 de abril pasado, durante las fiestas por la independencia de la ciudad. Esta es la primera vez que una mujer indígena es reina de la ciudad.

Para ella esa designación histórica representa un desafío grande y una oportunidad. “El pueblo Puruhá ha estado marginado durante siglos. El objetivo de mi proyecto es regresar la mirada al sector rural, sin descuidar a los sectores vulnerables del sector urbano”.

Su proyecto consiste en integrar a las parroquias rurales con las urbanas para fomentar la unión y la interculturalidad. Esto se logrará mediante foros de intercambio cultural, ferias para exponer las tradiciones ancestrales, entre otras actividades sociales y recreativas.

El rescate de la vestimenta Puruhá es parte del plan. La idea es que los jóvenes puedan identificarse a sí mismos como indígenas sin sentir temor a la discriminación.

“Queremos que los jóvenes se sientan orgullosos de lucir su vestimenta y hablar en su idioma. Es triste saber que muchos decidieron dejar su ropa y hablar solo en español, desentendiéndose de sus raíces por miedo a ser discriminados”.

Decidió priorizar el rescate cultural porque evidenció el cambio en los jóvenes desde su adolescencia. Decenas de jóvenes de su comunidad, Puesetug Grande, de la parroquia Flores, dejaron de usar su vestimenta en cuanto ingresaron al colegio.

Los desfiles de modas y la promoción de los diseñadores indígenas locales serán parte de su estrategia para atraer la atención. De hecho, el primer evento cultural en el que participó como Reina ya incluyó una pasarela andina.

El domingo pasado, Micaela fue la protagonista de un desfile que se realizó como preámbulo al concierto ‘Las voces Kichwa’, un evento que cerró las fiestas de Riobamba.

Pero ella dice que solo es el primer paso. Vestir a diario y en todos los eventos oficiales del Municipio los trajes ancestrales para dar ejemplo a los jóvenes es una estrategia.

Desde que asumió el reinado, Micaela ha vestido diferentes trajes en los eventos oficiales del Cabildo, que fusionan lo ancestral con lo moderno. Blusas con escotes discretos, transparencias, bordados y siluetas ceñidas son la nueva tendencia de moda andina. Su gestión la realizará en colaboración con el Patronato Municipal y la Dirección de Interculturalidad del Cabildo.

Micaela se convirtió en un ícono para otros jóvenes. El amor que siente por su cultura y el orgullo que siente por su vestimenta se replicará a otros jóvenes. Se vienen grandes proyectos”, dice José Parco, director de Interculturalidad.

Otro proyecto anual es convertir a Riobamba en la capital intercultural del Ecuador. De hecho, ella piensa que haber sido electa Reina es una muestra importante de que el racismo y los estigmas sociales empiezan a desaparecer.

“El que ella haya sido electa Reina es una reivindicación para la gente indígena después de tantos maltratos y abusos que sufrieron nuestros padres y abuelos en el pasado. Merecía ganar la corona porque se destacó en sus participación”, dijo el presidente de su comunidad, Alberto Guzñay.

Su pueblo. Micaela Lema representó a las parroquias rurales de Riobamba. Ella es oriunda de la comunidad Pusetus Grande, de la parroquia Flores.

Un ritual. Los ancianos y yachaks de su parroquia la recibieron con una ceremonia para aconsejarla y bendecirla durante su reinado.

Su preparación. Ella estudia Derecho en la Universidad Nacional de Chimborazo y aspira combinar sus conocimientos profesionales.

Su trabajo. Su oficina estará ubicada en las instalaciones del Municipio de la Ciudad y su compromiso es mantenerla abierta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)