31 de agosto de 2015 22:22

El redescubrimiento de la rana jambato del Azuay entusiasma a la comunidad científica

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 8
Triste 11
Indiferente 5
Sorprendido 16
Contento 33

Una población de anfibios de la especie jambato (atelopus bomolochos), que es propia de la provincia del Azuay, en el sur del Ecuador, y se creía extinta, fue redescubierta en los páramos del cantón Sígsig.

El hallazgo generó gran expectativa en la comunidad científica por las condiciones en que los animales fueron encontrados, cuenta Fausto Siavichay, biólogo del zoológico Amaru, en donde cuatro individuos permanecen en cuarentena. Esta especie tiene características especiales como su tamaño que es similar al de un dedo pulgar.

La especie a la que pertenece, atelopus, es una de las que mayor riesgo tiene de extinción. Su desaparición inició en los años 90, por eso se estima que el último registro científico fue hace más de 10 años, de acuerdo con información del Ministerio del Ambiente. Esta población fue encontrada hace dos meses y actualmente está bajo observación.

Lo curioso del hallazgo, según Siavichay, es que esta especie habitaba solo en ambientes sanos, pero los páramos donde fue hallada no están protegidos y tienen riesgo de contaminación.

Según los técnicos del Ministerio, esta especie ha sido afectada por los efectos del cambio climático, incendios forestales, ampliación de la frontera agrícola, minería sin los respectivos estudios ambientales, así como por la quitridiomicosis, una enfermedad causada por un hongo que ataca la piel del anfibio y para la cual aún no existe un tratamiento comprobado.

Por eso, tres instituciones se aliaron para diseñar un plan de acción que permita conservar la especie. En este proyecto participan el Ministerio del Ambiente, el Municipio del Sígsig y el zoológico Amaru, que trabaja con el apoyo de la fundación Tropical Herping.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (27)
No (19)