3 de March de 2015 20:07

Cuidado al navegar en Internet con su ‘Smart TV’; no hay antivirus

Samsung deja atrás la etapa del Plasma pata entrar de lleno en la tecnología 4k. Foto: Archivo / AFP.

Una de las mayores críticas que reciben los televisores inteligentes es su falta de protección ante las amenazas de la red. Foto: Archivo / AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 31
Contento 9
Andrés Jaramillo

A diferencia de lo que ocurría con los televisores que usaban los abuelitos; de esos que funcionaban con antena de conejo y perillas para incrementar el volumen, los nuevos dispositivos tienen un sistema operativo.

Es lo que les permite, por ejemplo, conectarse a la Internet, descargar e instalar aplicaciones y disfrutar de contenidos personalizados. Pero también es la puerta de ingreso de amenazas a la que los usuarios no están acostumbrados.

Si un virus ataca una computadora se puede combatir con un antivirus de cualquier firma. Pero, ¿qué hacer si el televisor es el infectado? Según Miguel Ángel Mendoza, especialista en seguridad informática de ESET Latinoamérica, las primeras vulnerabilidades en distintas marcas reconocidas comienzan a conocerse.

El problema, agrega, es que aún no se desarrollan antivirus para los televisores inteligentes. “En este momento las medidas de seguridad están relacionadas con los hábitos de uso y navegación por parte de los usuarios: visitar sitios web de confianza, verificar las aplicaciones antes de instalarlas o evitar la visita a enlaces desconocidos”.

Mientras el dispositivo no se masifique y los sistemas operativos sean homogéneos será difícil contar con un producto de ese tipo. En países como Ecuador, el ‘smart TV’ comienza a ser utilizado como mecanismo de acceso a la red. Entre mayo y junio del 2004, iab.ecuador hizo una encuesta a 1 134 personas.

El 40% de los encuestados aseguró que usaban la TV para conectar un dispositivo y navegar, como el teléfono celular o la computadora. El 20% descargaba películas y música de la Internet, valiéndose de la TV.

En América Latina, ESET ha identificado casos en que se aprovechan las debilidades de los equipos para modificar el funcionamiento normal. Algunas amenazas recopilan información confidencial de los usuarios, como capturas de pantallas o comandos de voz que, de acuerdo con los fabricantes, pueden ser compartidos con terceros.

Otros ‘smart TV’ tienen activada, por defecto, la opción para recolectar información sobre las preferencias del usuario. Entre estos datos sobre los programas más vistos, búsquedas realizadas, comportamiento en línea y otro tipo de información, con el objetivo de ofrecer publicidad acorde a cada usuario.

Después de monitorear el tráfico de red generado desde el televisor, se detectó que al momento de conectar un dispositivo USB, la información de los archivos almacenados también es enviada por Internet, incluso sin cifrar. “Lo que resulta interesante es que la información se envía a pesar de tener desactivada la opción de recolectar información del menú de configuración del televisor”, señala Mendoza.

En una investigación de 2014 realizada por la firma HP a un conjunto de dispositivos inteligentes, las principales vulnerabilidades identificadas se relacionaron con la seguridad de las contraseñas, problemas de privacidad, ausencia de cifrado, interfaces web inseguras (credenciales de acceso predeterminadas débiles y transmitidas sin cifrado), falta de permisos de acceso y protección inadecuada del software (el 60% no utiliza cifrado cuando descarga actualizaciones).

El estudio se realizó en 10 productos considerados en el Internet de las Cosas (IoT) y sus componentes móviles o de la nube, que incluyó televisores, webcams, termostatos, tomacorrientes, aspersores, ‘hubs’, cerraduras, alarmas, balanzas y controles de portones de cocheras.

El informe de HP también reveló que el 70% de los dispositivos inteligentes utilizados para las pruebas, utiliza servicios de red sin protección, es decir, no se cifran las comunicaciones entre Internet y la red local.

Además, el 80% no requiere contraseñas con la suficiente complejidad y longitud para acceder. Y el 90% recolecta al menos un dato personal del usuario, como nombres, direcciones o tarjetas de crédito, a través del dispositivo mismo, una aplicación o la nube.

Por eso, Christian Escobar, representante de ESET Ecuador en la empresa Enlace Digital recomienda no realizar compras desde el televisor inteligente, sino desde la computadora, que puede ser protegida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)