26 de agosto de 2014 16:54

Cuando lo 'fashion' es perjudicial para la salud 

El lado malo de los zapatos con taco. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El lado malo de los zapatos con taco. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 6
Contento 0
Thalíe Ponce. Redactora

El uso de los tacos estiliza la silueta, hace que la mujer luzca más delgada, alarga las piernas y permite estar a la moda. Pero lo ‘fashion’ es a veces un gran enemigo de la salud. Esos tacones de 10 centímetros, que forman parte del armario de muchas mujeres en la actualidad pueden tener su lado peligroso.

Recomendaciones para el uso de tacos y tacones

El médico especializado en traumatología Hugo Villarroel, director del consultorio Eduardo Alcívar, explica que lo recomendado es usar tacones entre dos y cuatro centímetros. De ese modo, se mantiene un balance de la presión que ejerce el peso del cuerpo, apoyándose equitativamente entre los dedos y el talón.

Cuando se utilizan tacos de más de cuatro centímetros, el pie se inclina hacia delante, igual que el cuerpo, ocasionando que el peso caiga sobre los dedos. Es ahí –señala Villarroel- cuando se producen los callos y los dedos se deforman.

Con ello no quiere decir que está prohibido usar tacos altos. El médico recomienda guardarlos para ocasiones especiales como fiestas o reuniones. Para el diario, aconseja usar tacos pequeños, ya que el uso de calzado totalmente plano tampoco es adecuado.

La Asociación Americana de Osteopatía de algunas recomendaciones para que las usuarias de tacones minimicen los riesgos en la salud:

1. Elegir tacones sensibles es clave. Mientras más incómodos resulten los zapatos, más posibilidad existe de que hayan daños.

2. Usar plantillas suaves para reducir el impacto en las rodillas.

3. Asegurarse de que la talla del zapato sea la adecuada, así el pie no se deliza hacia delante, poniendo más presión en los dedos. Es aconsejable elegir zapatos holgados en la parte de los dedos, que permitan mover estos.

4. Usar tacones en días que se sabe se tendrá que caminar poco o permanecer poco tiempo de pie.

5. Alternar la elección de zapatos durante el día, o de un día a otro. Usar zapatos deportivos o que permitan que el cuerpo se mueva naturalmente mientras se camina, permitirá que se estiren los pies, piernas, caderas y espalda.

6. Estirar a diario es necesario para permitir que el cuerpo se recupere.

 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)