26 de marzo de 2016 00:00

Un recibidor bien equipado garantiza un saludo cordial

Este espacio marca el estilo decorativo que tiene el interior de una vivienda.  Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Este espacio marca el estilo decorativo que tiene el interior de una vivienda. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Construir
construir@elcomercio.com (I)

La carta de presentación de la casa es su recibidor. Este espacio interior constituye la primera impresión que un visitante se hará sobre tal hogar.

Hay varias formas de acoplar uno a los diferentes estilos y espacios con los que se cuenta. La alternativa más tradicional es la que se compone de una consola, acompañada de una o dos sillas; un espejo o cuadro en la pared y un par de accesorios sobre la mesa.

Pero no siempre hay espacio para mobiliario. Este factor, sin embargo, se convierte en una oportunidad para poner a prueba la creatividad y utilizar los recursos con los que se cuenta, así sean pocos.

Esto lo explica la arquitecta María Fernanda Andrade, quien considera que colocando una silla o un papel tapiz en la entrada ya se genera la intención de un recibidor. Por lo tanto, en 75 cm puede adecuarse un ambiente de este tipo; y, en uno o dos metros, uno con todos los elementos.

También se pueden plantear algunas variaciones en cuanto a los componentes de esta área. Según José Antonio Rivas, decorador de interiores de Colineal, cuando la pared está bien pintada o existe un papel tapiz en ella, se puede suprimir el espejo o el cuadro. Así también, pueden o no colocarse accesorios sobre la consola, dependiendo del estilo: si se trata de uno minimalista, menos elementos aportan más.

Al ser el espacio que marca el estilo decorativo de la casa desde la entrada, hay que pensar en la alternativa más idónea, acorde con las tendencias que se usan en la actualidad.

Se pueden componer estilos clásicos, en tonos oscuros y con la madera como principal material del mobiliario. Para hacer un recibidor moderno predominan los colores claros y materiales versátiles como el MDF, el metal o la combinación de varios materiales.

Martha Rodríguez, decoradora de El Portal de Grecia, considera que el estilo vintage (que mezcla elementos clásicos con modernos) es una buena opción para decorar en la actualidad, por ende, el recibidor puede acoplarse a esta.

Los accesorios que dan un aire vintage pueden ir sobre la mesa o junto a la consola, dependiendo de su tamaño. Entre los pequeños figuran portarretratos, candelabros o figuras decorativas. Desde el piso se pueden colocar lámparas, jarrones o plantas.

El presupuesto que se requiere para adecuar esta zona varía, en relación a la cantidad de elementos que se utilicen. En el caso de colocar solo una silla y una maceta bastan unos USD 100; pero si hay espacio para todo se necesitan hasta USD 6 000, para muebles y accesorios de alta gama.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)