20 de junio de 2017 08:30

La leche de fórmula para bebés solo se venderá con prescripción médica, según proyecto de Código de Salud

Pese a que el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos expresa que los fabricantes y distribuidores no deben distribuir a embarazadas o madres de lactantes obsequios, que fomenten la utilización de sucedáneos, eso no se cumple.

Imagen referencial de un bebé recién nacido tomando leche de fórmula Foto: Maxpixel

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 159
Triste 5
Indiferente 2
Sorprendido 6
Contento 72
Mariela Rosero
Coordinadora (I)

Los insumos o productos que reemplacen a la leche materna para alimentar a un bebé deberán ser prescritos en Ecuador tanto en casos de patologías específicas, determinadas por la Autoridad Sanitaria Nacional, como en ausencia o carencia de leche materna.

Así reza en el artículo 263 del proyecto de Código de la Salud, en el capítulo II sobre Leche materna, sucedáneos y fórmulas lácteas. Otro artículo, el 264, se refiere puntualmente a los sucedáneos de la leche materna: “Para efectos de su dispensación y expendio se someterán al régimen y control de medicamentos bajo prescripción”.

En el artículo 265, en tanto, se precisa que “las fórmulas lácteas que no sean sucedáneos de leche materna se someterán al régimen de control y regulación previsto en este Código para alimentos de régimen especial”. El uso de estos alimentos, según el capítulo III de la propuesta normativa, será regulado por la Autoridad Sanitaria Nacional.

Además, la entrega de muestras, obsequios o cualquier otro incentivo para fomentar la utilización de sucedáneos de la leche materna (leches de fórmula) estarán prohibidos en el país. También la promoción de estos productos en establecimientos de salud y centros de cuidado infantil. Así como la publicidad en puntos de venta. Lo establece el artículo 266 del proyecto de Código de Salud.

La propuesta legal pasó el primer debate en la Asamblea Nacional y la Comisión de Salud, a cargo del tema, continuará con su discusión el miércoles 31 de junio del 2017, desde las 10:00. Ese día se hablará sobre Derechos y Bioética de la Salud, como parte del análisis de un texto para segundo debate.

Carlos Velasco
, exasambleísta de Alianza País, trabajó en el proyecto. Él defiende la necesidad de promover la lactancia materna y de regular la publicidad de los sucedáneos. Aunque considera que quizá se puede discutir más el punto de exigir o no receta para adquirir las leches de fórmula u otros reemplazos.

Este Diario intentó hablar con el presidente de la Comisión de Salud de la Legislatura, William Garzón, de Alianza País, pero no estuvo disponible en su celular. Tampoco pudo conversar con Gabriela Rivadeneira, otra integrante.

Para Jenny Zambrano, de la Liga de la Leche, ya era tiempo de que se controle el expendio de fórmulas lácteas y todos los productos que se administran en biberones o tetinas. Considera que no hay por qué asombrarse de que se intente restringir la venta libre de esos artículos. Dice que Ecuador simplemente se pone a tono con los convenios internacionales del que es suscriptor.

“No decimos ‘cero fórmulas lácteas’, sabemos que en casos especiales, hasta salvan vidas”, puntualiza. Pero cree que es importante que las madres reciban información suficiente para poder amamantar a sus hijos. Le preocupa que en Ecuador haya tasas de lactancia exclusiva tan bajas, de menos del 50% y que sea común que en los consultorios médicos y en farmacias se regalen muestras de tarros de fórmula.

En 1981, la Organización Mundial de la Salud promulgó el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna, para proteger, promover y apoyar la lactancia materna. Para observar lo que sucede en Ecuador, se levantó un diagnóstico nacional de vigilancia de este código.

Tras analizar 1 010 entrevistas hechas a madres, “se encontró que el 47% de los infantes consumía un alimento comercial, recomendación que provino de personal médico en la mayoría de casos. Solo el 20% de las madres entrevistadas mencionó que sus hijos recibieron leche materna por más de cuatro meses”.

En el informe de Vigilancia del Cumplimiento del Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna en Ecuador, del Ministerio de Salud, del 2012, se menciona que las razones más frecuentes para la recomendación de uso de fórmulas se debió a que la madre tenía “poca leche” o para “complementar las necesidades del bebé que no lograba satisfacerse únicamente con su leche”.

Otras causas para el empleo de fórmulas fueron la intolerancia a la lactosa o a la leche de la madre, por cesárea, ganancia de peso inadecuada, bajo peso al nacer, el bebé se enfermó, la madre estudia o trabaja, el bebé nació prematuro o la madre se enfermó, reza en documento desarrollado con el apoyo técnico de la Escuela de Nutriología de la Universidad Internacional.

Fernando Aguinaga, de la Sociedad Ecuatoriana de Pediatría, aseguró "normalmente nosotros no prescribimos el uso de sucedáneos. Les decimos a las madres que trabajen en la lactancia, en mi consulta privada tengo asesores que ayudan a las madres".

¿Por qué algunas mujeres requieren dar fórmulas a sus bebés? El médico menciona por intolerancia a su leche, alergias a ciertos alimentos que consume la madre, mala ganancia de peso, niños prematuros, etc.

Aguinaga considera que además de intentar regular la prescripción de estos productos, el Código debe fomentar la lactancia materna y la protección del derecho de las mujeres a dar de lactar en sus espacios de trabajo.

En el proyecto de Código de la Salud se indica que la Autoridad Sanitaria Nacional impulsará estrategias de información y concientización sobre la prescripción y uso racional de sucedáneos de la leche materna y de fórmulas lácteas. También se dice que el Estado promoverá la implementación de lactarios en los lugares de trabajo y la provisión de leche materna procesada en bancos de leche.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (44)
No (14)