22 de May de 2015 22:11

Rafael Correa 'mantiene su actitud de Presidente' incluso cuando las cámaras se apagan

Desde el inicio, como director, su postura fue la de observador, de testigo del proceso que se desarrollaba. No profundizó en una relación con el protagonista de su filme. Foto: Captura

Desde el inicio, como director, su postura fue la de observador, de testigo del proceso que se desarrollaba. No profundizó en una relación con el protagonista de su filme. Foto: Captura

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 258
Triste 6
Indiferente 43
Sorprendido 18
Contento 305
Desirée Yépez
Redactora (I)

Hasta el jueves 21 de mayo, Tomás Astudillo no sabía si el presidente Rafael Correa había visto la película que protagoniza. El cineasta ecuatoriano presenta este 24 de mayo 'Instantes de campaña', el documental que recoge 'tras bastidores' el proceso electoral de 2013 que culminó con la tercera reelección consecutiva del actual Jefe de Estado de Ecuador.

En el marco de la décimo cuarta edición de los Encuentros del Otro Cine (EDOC), Astudillo, de 30 años, estrena la película que pretende desnudar al personaje más importante de la política a escala nacional: el Presidente de la República.

El director esperaba que el protagonista lo viese antes de su estreno oficial. De hecho propuso que vea la película en una sala de cine, pero no lo consiguió. "No sé si Correa la ha visto. Intenté mostrarla durante los últimos dos meses... El martes 19 de mayo desde la Presidencia me pidieron un DVD. Él sabe que se proyectará el domingo", comenta el cineasta.

Quien sí la vio fue Vinicio Alvarado. El filme se proyectó al Secretario Nacional de la Administración Pública en abril, antes de que se presenté en Suiza, en Visions du Réel. En el festival suizo especializado en documentales, 'Instantes de campaña' estuvo en competición oficial internacional, categoría mediometraje.

"Vinicio sí la vio. Dijo que no es un producto como ellos lo hubieran hecho, porque no tiene una línea partidista, es decir de tomar partido por algo. Pero también dijo que respetaba el trabajo y mi punto de vista", dice Tomás, mientras toma un café en un local de Quito, precisamente la mañana después de la inauguración de los EDOC.

Tomás Astudillo dirigió la fotografía de la propaganda donde Rafael Correa atraviesa el Ecuador en bicicleta. Esa que se utilizó para la campaña electoral de enero de 2013. El rodaje tuvo lugar en diciembre de 2012, esa fue la primera vez que tuvo contacto con el Presidente y su equipo de trabajo.

Esa experiencia despertó su interés por registrar el proceso político que llevaría a Correa a su tercera victoria consecutiva. Se lo propuso al equipo de Comunicación de la Presidencia y aceptó. "Pedí el acceso, aclarando que sería mi película, a través de mi perspectiva", recalca.

El primer día de rodaje del documental, fue el último de la filmación de la propaganda. La campaña se inició el 4 de enero.

Astudillo explica que en el momento de trabajar no hubo censura de parte de Rafael Correa ni de su equipo de Comunicación. "Lo duro fue el equipo de seguridad. Por ejemplo, no me dejaban grabar al personaje cuando dormía, porque no sabían de lo que se trataba el proyecto y que contaba con las autorizaciones respectivas para hacerlo".

Desde el inicio, como director, su postura fue la de observador, de testigo del proceso que se desarrollaba. No profundizó en una relación con el protagonista de su filme. "La relación se da por el simple contacto visual, pero se mantuvo bastante fría" expresa. Al tiempo que añade que el Primer Mandatario es una persona muy ocupada. "Es súper 'workaholic', imparable, eso se sabe, no lo descubrí. Correa no para".

El objetivo de Astudillo a lo largo del documental era mostrar esa diferencia entre el personaje público y el ser humano que aparece cuando las cámaras se apagan. Pero reconoce que no lo logró.

"Así como se lo ve en televisión, en la sabatina, es en su cotidianidad. Pensé que descubriría que ante la cámara 'pública' sería una cosa y puertas adentro, en el día a día, otra. Pero no. Él mantiene su actitud de Presidente, incluso cuando no la necesita... esa rigidez, ese carácter duro, humor un poco siniestro", dice entre risas. "Es una suerte de máscara, impenetrable, que no la suelta".

La película, que contó con un presupuesto aproximado de
USD 150 000, se proyectará este domingo 24 de mayo, a las 19:30 en la Casa de la Cultura Ecuatoriana

Video: YouTube, cuenta: Ostinato Cine

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (71)
No (52)