29 de febrero de 2016 00:00

Chibuleos incursionan en el mundo de la radio

Serafín Malisa, Jenny Ainaguano y Daniel Tiche dirigen el programa intercultural en la radio Paz y Bien. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Serafín Malisa, Jenny Ainaguano y Daniel Tiche dirigen el programa intercultural en la radio Paz y Bien. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 12
Fabián Maisanche
F - Contenido Intercultural

Un sacerdote y tres jóvenes de la comunidad Chibuleo, en Tungurahua, hablan de sus costumbres, tradiciones y fiestas en la radio.

Los locutores indígenas alternan la programación entre su idioma nativo, el kichwa, y el español. Los mensajes, historias, noticias y saludos se transmiten desde una de las tres cabinas de radio Paz y Bien, en Ambato. La emisora de la comunidad Franciscana tiene su cobertura en Chimborazo, Cotopaxi y Tungurahua.

Jenny Ainaguano, Serafín Malisa y Daniel Tiche dirigen el programa ‘Esencia latinoamericana’, de lunes a viernes, de 20:00 a 22:00. Mientras el sacerdote indígena, Abelardo Ainaguano, tiene su espacio cada fin de semana con Ñucanchi Kawsay, que significa Nuestro Vivir. El religioso alterna sus segmentos de historia de los pueblos del país y Latinoamérica con los mensajes de la Biblia, de 20:00 a 22:00.

Tiche, productor de ‘Esencia latinoamericana’, indica que el éxito alcanzado es por emitir la programación en el idioma kichwa. También se hace promoción y se interactúa con el público en redes sociales. Las cuentas personales de los chibuleos sirven para receptar los pedidos de temas musicales.

El docente, de 32 años y de la comunidad Chibuleo San Francisco, reconoce que el manejo de las redes sociales aún le resulta difícil. “Nuestra fortaleza es la interacción, por eso me estoy poniendo a tono”.

Tiche inició su vínculo con las radios cuando se desempeñaba como conserje de la emisora Franciscana de Ambato (2009). Poco a poco se fue involucrando con las perillas de las consolas, los micrófonos, discos de acetato y programas de edición.

Su constancia le permitió recibir la ayuda de locutores y productores para modular la voz, realizar guiones... “Antes se ubicaba la música de forma directa desde los discos de acetato a las consolas. Fue una etapa maravillosa”.

La exreina del Patronato Provincial de Tungurahua Jenny Ainaguano, de 25 años, siempre viste su impecable anaco, bayeta y reboso. “Es mi identidad y todas las noches subo una foto con los invitados que tenemos”. La locutora se inició en los programas radiales ‘online’ ‘La rayuela’, a los 21 años. El proyecto fue de la Casa de la Juventud regentada por el Municipio de Ambato.

La colaboración en programas de variedades, noticias y de música en el canal local Ambavisión y en el programa Ecuador Multicolor, le permiten desenvolverse con facilidad. La mayoría de los reportes de sintonía son de Chibuleo, Salasaka, Quisapincha, Pasa, entre otros sectores rurales de los nueve cantones de Tungurahua. También han recibido mensajes de texto y llamadas desde comunidades como Zumbahua, en Cotopaxi, y Cacha, en Chimborazo.

Según Serafín Malisa, la mayor parte de las solicitudes de música es de agrupaciones de Otavalo e Imbabura. El empresario, de 34 años, resalta las melodías y composiciones de los indígenas de la Sierra Norte. Malisa se involucró en los medios para motivar a los jóvenes de su comunidad desde el 2011. “La Ley de Comunicación permitió que nos afiancemos en los medios”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)