11 de octubre de 2016 10:54

La bangladesí que escapó de un matrimonio forzado y lucha por la abolición de esta práctica

A los 14 años, Radha Rani pudo escapar de un matrimonio forzado en Bangladesh; hoy es una activista por los derechos de las niñas y la abolición de esta práctica. Foto: AFP.

A los 14 años, Radha Rani pudo escapar de un matrimonio forzado en Bangladesh; hoy es una activista por los derechos de las niñas y la abolición de esta práctica. Foto: AFP.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Agencia AFP

Cuando tenía 14 años, la bangladesí Radha Rani Sarker, simuló estar dormida para poder “huir por la puerta trasera” y evitar que la casaran por la fuerza. Desde entonces lucha para que “todas las niñas del mundo” no tengan que vivir algo así.

“Mi padre acababa de morirse cuando intentaron casarme. Éramos cinco hermanas, nadie podía cubrir mis necesidades”, cuenta la joven de cabello largo a su paso por París, con motivo de la quinta jornada internacional de las niñas que se celebra este martes 11 de octubre de 2016.

Su cuñado la secuestró en casa a la espera de casarla con uno de sus amigos, de 21 años, pero Radha consiguió huir y refugiarse en la vivienda de su madre, “su ángel”. Ella entendía por lo que estaba pasando su hija porque la casaron con 12 años.

“Una vez casada sabía que lo perdería todo. Mi libertad, mis estudios, mi vida” , añade Radha Rani, actualmente estudiante de 21 años y portavoz de la campaña contra los matrimonios forzados lanzada por la ONG Plan Internacional.

Radha fue apadrinada por esta asociación desde la edad de tres años, por lo que se familiarizó muy pronto con los derechos de los niños y los peligros del matrimonio forzoso.

“Cuando estaba encerrada en casa de mi cuñado, pensaba ¿cómo es posible que yo, que estoy sensibilizada y veo el sufrimiento de mis hermanas, pueda soportar algo así?” , añadió la benjamina. Tres de sus cuatro hermanas fueron casadas por la fuerza.

En el mundo, 15 millones de niñas se habrán casado en 2016 antes de cumplir los 18 años, o sea una cada dos segundos, según Unicef.

En Níger, en República Centroafricana, Guinea, Chad y Bangladés, los cinco países en los que esta práctica está más extendida, el 60% de las mujeres se desposaron antes de la mayoría de edad, sobre todo por motivos financieros.

Una niña sin estudios no puede ayudar financieramente a su familia, y cuanto más difíciles son las condiciones de vida, mayor es la tentación de los padres por casarlas.

Como consecuencia de ello, las niñas están menos escolarizadas, sufren más aislamiento, más riesgo de mortalidad infantil o materna, así como de violencia, afirma Plan Internacional.

“Los padres no están lo suficientemente sensibilizados” , añade Radha, militante en una asociación local que defiende los derechos de las mujeres y de los niños.

“Las niñas tienen sueños, ganas, son el futuro y nadie les presta atención. En mi país en cuanto se tiene una hija, no se piensa más que en deshacerse de ella mediante una boda”.

En Bangladés, la ley prohíbe el matrimonio de menores pero el 73% de las niñas se casan sin haber cumplido 18 años y más de una de cada cuatro tiene entre 12 y 14.

“La ley no se aplica”, denuncia la activista, que recuerda que su país está dirigido por una mujer desde 2009, Sheij Hasina. “Además, la pena es mínima, un mes de cárcel y una multa de 1.000 takas (unos USD 12)”, añade.

Según Yvan Savy, director de Plan Internacional Francia, 144 países (de 193) no tienen ninguna ley que prohíba el matrimonio de niños. La oenegé milita para que todos adopten un mismo texto que afirme que 'antes de los 18 años no se casa nadie'", precisó.

El viaje de Radha a París es su primero al extranjero. El miércoles  12 de octubre irá a Bruselas para pronunciar un discurso ante las autoridades europeas "y pedir ayuda".

La joven ha recibido siete propuestas de matrimonio. Pero no está segura de casarse un día: "Soy una mujer libre, puedo tomar mis decisiones", concluye.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)