2 de agosto de 2014 14:22

Una fiesta por el Día de la Lactancia

En el parque de La Carolina se reunieron más de 30 madres con sus bebés. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En el parque de La Carolina se reunieron más de 30 madres con sus bebés. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
Redacción Sociedad

Dar de lactar es el mejor comienzo de la vida de un niño o niña. Hace crecer el amor entre la madre y el hijo. El contacto de la piel caliente de la madre le da tranquilidad y placer al bebé. También le brinda seguridad y estímulo para un adecuado crecimiento. Esta idea es con la que un grupo de madres de Quito busca incentivar la lactancia.

Desde las 11:00 de hoy (2 de agosto del 2014) más de 30 madres se reunieron en el bulevar de la avenida Naciones Unidas, en el norte de la urbe, para conmemorar el Día de la Lactancia. Lo hicieron con carteles en los que se enumeraban algunos de los beneficios de la leche materna.

"La leche de la madre tiene todo el líquido que el niño necesitan para calmar la sed, aún en climas calientes", "Darle aguas, tés o jugos en los primeros seis meses, aumenta el riesgo de diarreas y otras infecciones", "Es la vacuna para todas las enfermedades infectocontagiosas" fueron algunas de las frases.

Catalina Lima es madre de Julián de cinco meses; sostenía a su bebé con una tela amarrada en su espalda. Para la mujer -de 28 años- el consumo de leche materna es suficiente para el niño. Ella comentó que en Ecuador solo el 39.6% de mujeres dan de lactar y el promedio de lactancia materna exclusiva es de tan solo dos meses y medio.

Día de la Lactancia en Quito. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

"Con estas campañas queremos que las madres entiendan el inmenso valor de dar de lactar a sus hijos. Es una cuestión de amor", resumían las presentes.

A los datos que proporcionó Lima, la Unicef agrega que el porcentaje de niños que reciben lactancia es también mayor en la Sierra que en la Costa y es más del doble para hijos de madres indígenas que para los de las madres mestizas.

Lima junto a otras dos mujeres se sentaron en una de las bancas del bulevar y dieron de lactar a sus hijos. Las mujeres también compartieron experiencias en cuanto a esta práctica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)