7 de febrero de 2015 11:19

Quito fue parte del camino de Pandora

El trío mexicano Pandora se presentó ayer, 6 de febrero, en Quito. Foto: Maria Isabel Valarezo / El Comercio

El trío mexicano Pandora se presentó ayer, 6 de febrero, en Quito. Foto: Maria Isabel Valarezo / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 4
Sorprendido 1
Contento 8
Ana Belén Veintimilla

Un reloj de estación de tren, la boletería, banquillos de espera y luceros daban forma a la escenografía del tour En el camino. Mismo título del disco con el que llegan al Ecuador.

Mientras el público esperaba a Pandora, se anunciaron los conciertos venideros de Bajo fondo para el 16 de abril en el Teatro Nacional, Chayanne para el 14 de mayo, Sabina -con su gira 500 noches para una crisis- el 5 de junio y Joan Manuel Serrat en noviembre.

A las 20:39 se apagaron las luces para que aparezca el Sandro ecuatoriano en escena. Shalo se presentó con un traje blanco y negro y dio tono al sencillo A esto le llamas amor y siguió con el tema Por ese palpitar. Sus Movimientos de cadera, la patada al aire y los brazos gesticulan el regreso de Sandro en la presencia de Shalo; quien rindió homenaje al fallecido artista en una breve presentación que duro cerca de 20 minutos.

La noche de nostalgia continuó con 'JJ a mi manera', disco del artista Daniel Páez. El ecuatoriano apareció con un charango para tocar los acordes de Que nadie sepa mi sufrir, al que le siguieron canciones como Alma mía.

Páez dirigió unas palabras al público y explicó que quería que la audiencia rememorase a Julio Jaramillo y cantase "estas canciones eternas". Además de querer acercar esa música a nuevos públicos.

También dio espacio a temas de sus discografía como No hay nada más y Tu esquina.

Sin duda la sorpresa de su show fue la presencia de la española Ahinoa. La ganadora de la segunda temporada de Operación Triunfo España le acompañó cerca del final con el tema Nuestro Juramento, canción insignia de JJ.

Para el final del show de Páez la audiencia cubría un 90% del Ágora. Lugar en el que por primera vez pisaron el escenario las hermanas Lascuarin (María Teresa e Isabel) y Fernanda Meade, de Pandora.

Las tres cantantes salieron de la fachada de un tren en movimiento. La audiencia volvió a tener 15 años y logró dejar en un sórdido grito la algarabía de ver a las mexicanas en Quito.

El primer tema que cantaron fue Hay que empezar desde abajo. Meade tomó la palabra y reconoció que su música estuvo en la vida de los presentes: "Muchos de los que veo aquí sé que crecieron con Pandora", dijo al terminar el tema.

Las artistas siguen cantando 30 años después y se siente la camaradería entre ellas, cómplices amigas, hermanas. Sonrientes, alegres y agradecidas las integrantes del trío mexicano no hacían más que agradecer al público y organizadores por tenerlas en mente a pesar del tiempo que ha pasado sin que hayan presentado su show en el país.

El show seguía con una energía imparable que las tenía de un lado a otro. Mayte tomó una bandera mexicana del público y la puso sobre el escenario después de darle un beso: "Siempre es difícil abrir camino en nuevos lugares -dijo-. Gracias por pensar en nosotros y a ustedes que si no llenan las butacas, esto no es posible".

El trío puso en marcha la memoria de la audiencia para que coreen clásicos de México y no solo de su carrera. Sonó así Maldita primavera de Yuri y algunos temas de Emmanuel.

Volvieron a su propio repertorio con Se solicita un amor. A través de este sencillo mostraron cómo economizan la escenografia. La boletería se desdobló para convertirse en una cantina, similar al video del tema, el cual se reflejaba en pantallas. "Los verdaderos fanáticos la cantaron, sino la conocen la pueden bajar por iTunes", rieron las cantantes haciendo referencia al tema que pertenece a su último disco 'En Camino' (2013).

Una de las más laureadas fue la canción Con Tu amor, la misma que logró contagiar la alegría del escenario a la audiencia. En este sencillo Mayte salió del escenario, se habría puesto una bufanda minutos antes y mostraba signos de encontrarse delicada, tratando de esconder una tos. Después Meade quedó sola con la banda "ningún show es igual a otro. Ya la hicimos esta noche", dijo antes de salir de la plataforma.

El mismo escenario se tornó en la fachada del barco Las tres Marías, esta fue la clave para que ingresara un grupo de Mariachis ecuatorianos. Volvieron a escena las Pandora, con vestidos de gala y toques rancheros en el vestuario. Entonaron un 'medley' con temas como Cucúrrucucu. Mayte probó que -a pesar del malestar- su voz le respondía para dar al público un show completo.

María Isabel fue una de las más comunicativas sobre su llegada al país, "estamos con la piel enchida, conmovidas y emocionadas. No es la música, es el Ecuador" y enseguida siguió con el tema Mujeres divinas.

La jocosidad estuvo presente entre ellas, que se burlaban de sí mismas, del paso del tiempo y hasta del público quiteño.

Llegó el bloque final, de complacencias, en donde las Pandora se salieron del libreto. Tomando los gritos del público enlistaron canciones para interpretarlas a pedido. Entre ellas sonaron Todavía y Mátame muy suavemente.

Nadie baila como tú, el Noah Noah Con fue la canción que demostró la soltura y sencillez del trío. Irrumpieron con la jerarquía y bajaron al graderío para cantar junto con el público, dividiéndolo en dos bandos, uno para Isabel y otro para Fernanda.

Pandora cerró el show con un popourrí de temas de Juan Gabriel, estirando entre ellas la bandera del Ecuador, no sin antes entonar la canción que les hizo estrellas, ¿Cómo te va mi amor?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)