14 de septiembre de 2017 00:00

El pueblo kichwa Kayambi definió su plan estratégico

Agustín Cachipuendo, presidente del pueblo Kayambi, invitaba por el micrófono a sumarse al ritual andino. Foto: Francisco Espinoza para EL COMERCIO

Agustín Cachipuendo, presidente del pueblo Kayambi, invitaba por el micrófono a sumarse al ritual andino. Foto: Francisco Espinoza para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Washington Benalcázar
[email protected]
(F-Contenido Intercultural)

Fortalecer la educación intercultural, la justicia indígena y la economía comunitaria. Esos fueron, entre otros puntos, los acuerdos a los cuales se llegó en el VI Congreso Nacional de la Confederación del Pueblo Kichwa Kayambi.

Unos 700 representantes de organizaciones de base se concentraron en la parroquia San José de Ayora, cantón Cayambe, provincia de Pichincha, para asistir a la mayor cita del pueblo Kayambi. El congreso se extendió entre el viernes y sábado pasados.

Luis Chico, representante de la Unión de Organizaciones Populares de Ayora-Cayambe (Unopac), explicó que el congreso se realiza cada tres años. Uno de los ejes principales es la elección del nuevo consejo de gobierno de la Confederación Kayambi.

Esta vez, Agustín Cachipuendo fue reelecto como presidente para el período 2017 -2020. Al directivo le acompañarán Dennis de la Cruz en la vicepresidencia, Tomás Aules, en la dirigencia de recursos naturales; Hilda Villalba, representante de género; y Nelson Cacuango, en representación de los jóvenes.

El pueblo kichwa Kayambi lo integran 200 000 personas que ocupan el territorio ancestral, que se extiende entre Cayambe y Pedro Moncayo, en la provincia de Pichincha; Oyacachi, en Napo; y San Pablo del Lago y González Suárez, en Imbabura.

La Confederación Kayambi está conformada por 176 comunidades, 15 organizaciones de segundo grado, juntas de agua, grupos de productores, mujeres, comunas independientes y barrios de Pedro Moncayo y Cayambe.

La elección de las autoridades se realizó mediante el voto secreto. En el sufragio participaron 20 representantes de cada organización.

Al encuentro fueron invitados Jorge Herrera, de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y Yaku Sacha, de la Federación de Pueblos de Kichwas de la Sierra (Ecuarunari). Cachipuendo recibió el espaldarazo de la mayoría. Fue una muestra de apoyo al trabajo que inició en el 2014.

Esta vez se formaron mesas para analizar y definir acciones en torno a la producción, educación, justicia indígena, tierra y territorios y salud.

Los acuerdos servirán para elaborar el Plan Estratégico Kayambi previsto para los próximos 10 años. “Con ese material exigiremos a las instituciones estatales que los recursos fiscales se traduzcan en políticas públicas en favor del pueblo”, explicó el líder indígena kayambi.

Uno de los puntos neurálgicos fue el tema del agua. Los indígenas plantean la redistribución del líquido vital, destinado para el consumo humano y el riego de los campos.

Durante las exposiciones resaltaron los años de luchas de sus padres y abuelos, para obtener el líquido vital.

Humberto Cholango, expresidente de la Conaie y secretario nacional del Agua, que también estuvo en el congreso kayambi, explicó que el Gobierno está interesado en impulsar un plan nacional de riego, recogiendo los criterios de todos los sectores.

En la reunión también se planteó la necesidad de reforzar las prácticas culturales, como los cuatros raymis (fiestas, en español) que celebran cada año los kichwas de la Sierra.

Se refieren a Pawkar Raymi (Fiesta del Florecimiento) con el que los pueblos ancestrales dan inicio el año andino el 21 de marzo, el Inti Raymi (Fiesta del Sol) el 21 de junio, el Kolla Raymi (Fiesta de la Fertilidad) en septiembre y el Kapak Raymi (Fiesta de la Niñez y Juventud) en diciembre.

En el encuentro además hubo tiempo para la reflexión. Un chamán abrió el programa con un ritual andino. Utilizando pétalos de flores, mazorcas de maíz, palo santo y recitando frases convocaba a la armonía y la sabiduría.

Otro tema que tuvo amplia discusión fue el relacionado con la aplicación de la justicia indígena. Los congresistas kichwas recordaron que el derecho consuetudinario es una práctica amparada en la Constitución Política.

Es por ello que el pueblo kichwa Kayambi exigirá a los jueces y fiscales de la justicia ordinaria que se respete y se haga cumplir las disposiciones judiciales de las autoridades comunitarias al interior de sus territorios.

La Confederación Kayambi además se comprometió a gestionar un proyecto que prevé la obtención de un medio de comunicación propio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)