23 de agosto de 2016 15:15

500 proyectos competirán por los Premios Latinoamérica Verde

Manuela Omarilma de la comunidad Waorani

En la edición 2015, el evento contó con la participación de proyectos de la comunidad Waorani: Foto Archivo: Enrique Pesantes/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Elena Paucar
Redactora (I)

Bloques ecológicos para viviendas, elaborados con basura. Comunidades mexicanas que dejaron que temer a los murciélagos de sus bosques para protegerlos. Desechos de camaroneras y de cangrejos que en Venezuela se procesan para crear productos agrícolas.

Estos son algunos de los 500 proyectos sociales y ambientales que forman parte de los Premios Latinoamérica Verde, que comenzaron la mañana de este martes 23 de agosto del 2016 en Guayaquil.

En este año se postularon 1 407 participantes de 25 países y compitieron en 10 categorías: agua, biodiversidad y fauna, bosques y flora, desarrollo humano, inclusión social y reducción de la desigualdad; emisiones, energía, finanzas sostenibles, gestión urbana, producción y consumo responsable; manejo de residuos sólidos y océanos.

Gustavo Manrique, presidente del Comité Organizador de los Premios Latinoamérica Verde, explicó que el 85% de los proyectos socio ambientales fracasan por la falta de financiamiento. Por eso, con el apoyo de CAF - Banco de Desarrollo de América Latina, se realiza en este año el Foro de Financiamiento Verde.

Los representantes de los proyectos podrán mostrar sus ideas, de manera ampliada, ante un público conformado por inversionistas sociales. También podrán ser escuchados por integrantes de instituciones globales que otorgan financiamiento verde.

Cada categoría tendrá tres ganadores. La gala de premiación será próximo jueves 25 de agosto, en el hotel Hilton Colón.
Pamela Peña es la gerente de sostenibilidad del municipio de San Isidro, en Lima (Perú).

En esta semana visita Guayaquil para exponer el proyecto Ciudad Sostenible, que busca reducir el uso de automóviles y dar prioridad a espacios para peatones. “Un ejemplo reciente es la plaza 31. Antes era un parqueadero y ahora es un parque comunitario”, explicó.

En cambio, Carlos Ríos llegó desde México. Con un grupo de ingenieros aplicaron tecnología para dar un toque ecológico a los tradicionales hornos de campana, que se usan para la elaboración de tabiques. “Mejoramos su diseño, mejoramos la producción y logramos reducir en un 80% las emisiones”, indicó.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, dio la bienvenida a los participantes. En su discurso resaltó que la protección ante el cambio climático pasó de ser una necesidad a una obligación. Y destacó la importancia de articular esfuerzos entre la empresa privada y los gobiernos para emprender proyectos ambientales que aporten a un desarrollo sostenible.

Durante tres días, los Premios Latinoamérica Verde reunirán a 800 expertos en temas ambientales, representes de finanzas verdes, gestores de iniciativas sociales y ambientales; y líderes de gobiernos locales de la región.

El evento está organizado por la Municipalidad de Guayaquil, CAF – Banco de Desarrollo de América Latina y Sambito. Además, cuenta con el respaldo de Naciones Unidas, el Fondo Mundial para la Naturaleza, Conservación Internacional, entre otros organismos internacionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)