12 de abril de 2015 22:44

Una gran producción de Kiss marcó el Bicentenario

Concierto de Kiss. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

Los cuatro integrantes de Kiss se tomaron el escenario del Parque Bicentenario hoy, 12 de abril. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 25
Sorprendido 4
Contento 192
Ana Cristina Alvarado

La agrupación quiteña Anima Inside abrió el concierto de los neoyorquinos. A las 21:00, una pantalla transmitió la entrada de los cuatro integrantes de Kiss al escenario.

"Muy bien Quito, querían lo mejor, tendrán lo mejor", se escuchó antes de que cayera el telón. El concierto inició con una gran muestra de pirotecnia y con el tema Detroit rock city. Paul Stanley se hizo escuchar en español; "No hablo muy bien, pero entiendo muy bien sus sentimientos".

Canciones como Psycho Circus, Creatures of the night, Do you love me y Parasite fueron parte de la primera parte del concierto.
Gene Simmons demostró porqué es uno de los personajes más populares del rock and roll.

El bajista lució su larga lengua durante gran parte del concierto. Actos ya conocidos, pero no menos sorprendentes también se incluyeron en el repertorio. Simmons escupió fuego al finalizar el tema War machine. Además, vomitó sangre durante Base solo cantó God of Thunder desde lo más alto de la infraestructura.

The Spaceman, el guitarrista, sobresalió con un solo en el que incluso disparó fuegos artificiales con su instrumento. Stanley probó que todavía tiene la energía y el carisma por el que se dio a conocer. Mientras protagonizaba la canción Black Diamond voló desde el escenario principal hacia una infraestructura montada al frente.

Aunque detrás de la batería, the Catman demostró su habilidad con las baquetas y se destacó en canciones como love gun.
Las luces, la pirotecnia y disparos de papel picado fueron constantes en el espectáculo. Casi al finalizar, descansaron unos minutos, para regresar con Shout it out loud.

I was made for loving you y Rock and roll all nite sellaron el final del show, que duró una hora y media.Stanley se retiró con las palabras "Adiós Quito".

El aforo estuvo lleno al 70% y entre el público no faltaron personas con los rostros pintados como los integrantes de Kiss o disfrazados como ellos.

Mientras la gente salía, un espectáculo pirotécnico despidió la primera visita de Kiss a Quito. El vocalista aseguró que esta no sería la última, y dejó abierta la posibilidad de incluir a Ecuador en una próxima gira.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (158)
No (32)