9 de February de 2014 12:53

Principe Carlos y Guillermo difunden video para preservar animales silvestres

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El príncipe Carlos y su hijo mayor, el príncipe Guillermo, difundieron hoy, 9 de febrero un mensaje de vídeo en el que instan a aunar fuerzas para combatir la caza y comercio ilegal de especies protegidas, como rinocerontes, elefantes o tigres.

El vídeo se difunde al día siguiente de que la prensa británica revelara que Guillermo y su hermano Enrique han pasado el fin de semana de cacería en la finca que tiene en Córdoba (España) el duque de Westminster, Gerald Grosvenor, padrino del primero.

El llamamiento del príncipe de Gales, heredero al trono, y el duque de Cambridge se divulga en vísperas de que empiece en Londres el congreso internacional "Comercio ilegal de animales", auspiciado por el Gobierno contra la caza ilegal.

Durante esta semana, los miembros de la casa real participarán en diversos actos destinados a subrayar la necesidad de proteger a las especies en peligro de extinción, entre un aparente aumento del tráfico de partes de animales como cuernos de rinoceronte o colmillos de elefante.

En el vídeo, padre e hijo, vestidos con traje y sentados uno junto al otro en el palacio de Clarence House, residencia en Londres del príncipe Carlos, dicen unas palabras en diferentes idiomas, como español, mandarín, árabe, vietnamita y suahili, para llegar a una audiencia lo más amplia posible.

El príncipe Carlos, presidente en el Reino Unido del Fondo mundial para la naturaleza (WWF, siglas en inglés), se encarga de presentar el mensaje, de unos nueve minutos de duración.

"Nos hemos unido, como padre e hijo, para sumar nuestras voces al creciente esfuerzo global para combatir el comercio ilegal de animales, un comercio que ha alcanzado tales niveles de matanzas y violencia que plantea ahora una amenaza no solo para la supervivencia de algunas de las especies más atesoradas del mundo, sino también para la estabilidad política y económica de muchas zonas del mundo", afirma.

El príncipe Guillermo, patrón de las organizaciones de conservación Tusk Trust y United for Wildlife, ofrece su experiencia personal. "Este año me he volcado todavía más en proteger los recursos de la Tierra no solo para mi hijo, sino para que también los puedan disfrutar otros niños de su generación", expresa en el vídeo.

"Quiero que tengan la oportunidad de experimentar la misma África que yo disfruté en mi infancia", apunta el duque de Cambridge, de 31 años y que fue padre por primera vez el pasado julio.

El príncipe Carlos, de 65 años, subraya cómo "bandas organizadas de delincuentes" nutren una insaciable demanda de productos sacados de estos animales, muchos de ellos destinados a Asia, donde algunos se usan con fines medicinales o terapéuticos.

"El año pasado se mataron más de 30 000 elefantes, lo que equivale a casi cien al día", asegura el heredero al trono británico. Según señala, en el último decenio "un 62 % de los elefantes del bosque africano se han perdido", una especie que, a este ritmo de aniquilación, "se habrá extinguido en diez años", al tiempo que "cada once horas se mata a un rinoceronte".

Sobre los tigres, el primogénito de Isabel II recuerda que hace tan solo un siglo "había al menos 100 000 tigres viviendo en libertad en Asia" y "hoy se cree que hay menos de 3.200". El vídeo, grabado el pasado noviembre, muestra también imágenes con esqueletos de animales muertos por cazadores ilegales así como otros en libertad en las llanuras africanas, junto con secuencias de Carlos y su esposa Camilla en África.

La película concluye con Carlos diciendo la frase "Unánomos por la vida silvestre" en árabe, español y mandarín, mientras que Guillermo dice lo mismo en vietnamita y suahili.

En la conferencia prevista en Londres, mandatarios de todo el mundo analizarán el asunto de la caza ilegal, y se espera que el príncipe Carlos pronuncie una conferencia el jueves.

El miércoles, Guillermo pronunciará por su parte un discurso inaugural en una recepción en el Museo de historia natural de Londres, según ha indicado Clarence House.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)