1 de septiembre de 2017 14:43

Presidente del IESS recorrió hospital para mostrar abastecimiento de fármacos

Richard Espinosa, presidente del IESS, recorrió con medios de comunicación la farmacia del hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

Richard Espinosa, presidente del IESS, recorrió junto con medios de comunicación la farmacia del hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Guayaquil

Buscaron entre las perchas para demostrar que están abastecidos. En medio del ajetreo de la farmacia del área de hospitalización del Teodoro Maldonado Carbo, el presidente del Consejo Directivo del IESS, Richard Espinosa, pidió que le muestren las pastillas que expenden para casos de hipertensión.

Antes le habían consultado por una marca específica, que según quejas de afiliados no se entrega con regularidad. Tras el pedido de Espinosa, la medicina apareció casi de inmediato.

La mañana de este viernes 1 de septiembre del 2017, el funcionario cumplió con la oferta que hizo a los medios de comunicación y recorrió junto a las cámaras una de las farmacias y la bodega de medicamentos del hospital de especialidades del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social en Guayaquil.

La visita tuvo como objetivo demostrar que tienen los 787 tipos de fármacos del Cuadro Nacional Básico de Medicamentos, como anuncian los rótulos gigantes que cubren algunas paredes del hospital. También para pedir que denuncien a los funcionarios de la institución que nieguen la entrega de los mismos.

El recorrido se da semanas después de las quejas de afiliados y jubilados con enfermedades catastróficas. Ellos reclaman por la falta de ciertas medicinas y por la dificultad en acceder a fármacos que están fuera del Cuadro Básico, pero que han sido recomendados por especialistas para continuar sus tratamientos. Para Espinosa, algunos de estos pacientes han sido “manipulados por las farmacéuticas”.

Para desmentir las versiones de escasez, el presidente del IESS encabezó la ruta al interior de la bodega del Teodoro Maldonado. Tanto las perchas como los cuartos fríos estaban copados. Él incluso abrió algunas cajas selladas para verificar que estén completas.

“Siéntanse en la libertad de abrir la caja que quieran”, dijo a los periodistas. “Esto no se trata de decir que hay o no hay. Se trata de evidenciar que hay medicina; y sí la hay”, recalcó.

El Presidente del directorio hizo una pausa en la percha de oncológicos. En dos repisas mostró medicinas para quimioterapia, inmunomoduladores, fármacos para cáncer de mama, renal, hepático... “No todo lo que está dentro del cuadro es genérico”, dijo en este espacio.

Espinosa incluso soportó las bajas temperaturas de la cámara de frío (a 2°C) para mostrar que tienen factor VIII, específico para el tratamiento de la hemofilia. “Cada dosis cuesta USD 847”, dijo con una caja en mano, fuera de la cámara.

Luego del recorrido explicó que el Teodoro Maldonado tenía en stock USD 54 millones en medicamentos y otros USD 33 millones en suministros. Como resumen, mostró que entre el 2012 y el 2016 la entidad ha invertido USD 860 millones en medicinas para enfermedades catastróficas y huérfanas.

El directivo reiteró que parte del Cuadro Nacional Básico de Medicamentos incluye tratamientos contra estas enfermedades. Y explicó que para acceder a una medicina por fuera del cuadro, se debe reunir un comité técnico-científico, que determine que ese fármaco no sea experimental.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)