20 de agosto de 2015 00:00

Los Sexores se abren paso entre los nuevos fanáticos del 'shoegaze' en Ecuador

La banda eciatoriana sexores se presentará en el parque Itchimbía como marco del festival Quitofest 2015. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO.

La banda eciatoriana sexores se presentará en el parque Itchimbía como parte del festival Quitofest 2015. Foto: María Isabel Valarezo/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Espectáculos (I)

Su tercer concierto en Quito será este sábado 22 de agosto , a las 11:50, en el parque Itchimbía, como parte del cartel del QuitoFest. Son los pioneros del ‘shoegaze’ en el país, un género musical que da profundidad a los sonidos de las voces y de los instrumentos, con un ritmo alternativo acompañado por guitarras distorsionadas.

La banda ecuatoriana Sexores, conformada Emilia Bahamonde (voz y guitarra), David Yépez (batería y programación), Efrén Astudillo (guitarra) y Martín Herrera (bajo) está en la promoción de su segundo trabajo discográfico, ‘Historias de frío’, que fue lanzado en el 2014.

“Lo seguimos promocionando (al disco), de cierta forma, porque lo presentamos en Europa, Estados Unidos y Lima. Ahora lo estamos presentando en Quito”, dijo a este Diario David Yépez.

Según la vocalista de la agrupación, Emilia Bahamonde, este tipo de música no ha tenido mucha difusión en Ecuador. Explica que el ‘shoegaze’ nació en el Reino Unido a finales de la década de los 80 y que, de hecho, ese término le fue dado de manera despectiva por parte de la crítica musical, pues era una forma de resaltar que los músicos no hacían conexión con el público y que tocaban mirando sus zapatos.

“Acá no hay muchos adeptos, a diferencia de lo que pasa a nivel internacional, sobre todo en Europa y en Estados Unidos. De todas formas hay un movimiento de ‘shoegaze’ bastante fuerte en Latinoamérica: pudimos evidenciarlo cuando fuimos a Lima. Tocar en Ecuador es entrar a un territorio nuevo”, comentó Bahamone.

Para Sexores, su presentación en el QuitoFest será un “ensayo de prueba y error”, pues es en ese evento masivo en donde podrán conocer a qué público captar y cómo lograrlo. Los integrantes de la banda creen que apuntan a un público de 30 años o más.

“Cuando se publicó nuestra participación en el QuitoFest tuvimos un montón de seguidores pero también tuvimos gente que comentaba cosas hirientes y negativas. Y ya cuando te metes en el meollo del asunto te das cuenta de que ni siquiera es gente que ha escuchado nuestra música”, resaltó Yépez.

Sexores se formó en el 2010 como un proyecto audiovisual de rock electrónico. Había otros integrantes, además de una segunda vocalista, pero la banda empezó a tomar “una senda equivocada”, según recuerda Yépez. “Musicalmente había reverberación y los matices del ‘shoegaze’, pero había mucha electrónica”.

En el 2012 reaparecieron con el sencillo Shinigami, que ya contaba con esa sonoridad característica de los rebotes de la voz. En el 2013 tuvieron éxito con el sencillo Titán y, en el 2014, sacaron el disco ‘Historias de frío’. “Fueron casi tres años en que estuvimos reestructurando el sonido”, explicó el baterisa de la banda.

De acuerdo con Bahamonde, que además es ingeniera en sonido, la producción a nivel de estudio detrás del ‘shoegaze’ es muy minuciosa, pues requiere grabación, tras grabación para dar ese efecto de que hubiera varias voces donde hay una sola.

“Trabajamos con un formato lo-fi y jugamos mucho con los efectos, hacemos los rebotes, damos la espacialidad a la voz y a todos los instrumentos. Como ‘shoegaze’ tenemos guitarras distorsionadas y ‘delay’, como efectos del tiempo. Como ‘dream pop’ tenemos las voces casi susurradas y medio etéreas”, explicó.

Después del concierto en el QuitoFest, Sexores se presentará en Butaca 52 el 3 de septiembre y luego dará un último show en el país, en Guayaquil, el 6 de septiembre, antes de que sus integrantes Yépez y Bahamonde regresen a Barcelona (España), donde residen.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)