17 de octubre de 2016 00:00

Quito se alista para recibir a Metallica

Robert Trujillo, James Hetfield y Kirk Hammett, en Nueva York, en septiembre.Foto: Anthony Behar / MCT.

Robert Trujillo, James Hetfield y Kirk Hammett, en Nueva York, en septiembre.Foto: Anthony Behar / MCT.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 25
Pamela Castillo
Redactora (I)
pcastillo@elcomercio.com

Todo está listo para recibir a los integrantes de Metallica, que visitarán Quito por segunda ocasión, el próximo sábado 29 de octubre de 2016.

Al igual que en su gira que llegó a la capital en el 2014, la banda estadounidense de thrash metal se hospedará en el Hotel Marriott y, entre sus exigencias, se incluyen un auto 4x4 para cada uno de los músicos y furgonetas para transportar a cada equipo.

La gira Hardwired... To Self-Destruct, que lleva el nombre del más reciente álbum de Metallica, llegará -además de a Ecuador- a Puerto Rico (26 de octubre), Colombia (1 de noviembre), Guatemala (3) y Costa Rica (5), antes de cumplir varias fechas en Dinamarca y regresar a Brasil, Argentina y Chile en el 2017.

El repertorio de la agrupación se compone por canciones del nuevo disco, que es el décimo de estudio del grupo, como el primer sencillo, Hardwired, y Moth into Flame. Además, habrá temas clásicos como Master of Puppets, Wherever I May Roam, Enter Sandman y One.

Dos ingresos se habilitarán para el día del concierto: uno estará ubicado cerca de la pista del antiguo aeropuerto y el otro será junto al escenario. Las personas podrán ingresar por las puertas del parque, ubicadas en la avenida Amazonas.

Habrá dos localidades disponibles: Metallica Box y vip, y el aforo será para 25 000 espectadores, que es el número que aprobó la banda, porque “esta es una gira más pequeña que la anterior, por eso solo se hicieron dos localidades”, explica Diego Garrido, director de Global Shows, empresa organizadora del concierto.

Entre la tarima y la última localidad habrá una distancia de 87 metros, pues el escenario estará ubicado a lo ancho, lo que permite reducir la distancia entre el público y los músicos. Además, la estructura de la tarima tendrá 20 metros de alto, “que es como la altura de un edificio de siete pisos, similar a la que utilizamos en el concierto de Paul McCartney. Eso da el espacio exigido por la banda para colocar sus videos, pantallas y sistemas de sonido”, indica Garrido.

Metallica llegará a Quito con su equipo técnico -compuesto por 70 personas- que arribará al país 72 horas antes del show para montar la escenografía. James Hetfield y sus compañeros de banda aterrizarán en la capital un día antes.

Hay ciudades de la gira de Metallica en que las entradas ya están agotadas -no es el caso de Quito, aunque la venta ha sido exitosa, según los organizadores-. En San José de Costa Rica, por ejemplo, ya hay personas haciendo fila fuera del escenario musical, pese a que faltan tres semanas para el concierto. Según el diario La Nación, hay 91 fanáticos que se turnan para acampar en el exterior del estadio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)