12 de mayo de 2018 00:00

Prendas contemporáneas evocan el estilo de los samurái

Prendas contemporáneas evocan el estilo de los guerreros japoneses y también su valentía y fuerza interna. Fotos: Armando Prado / EL COMERCIO

Prendas contemporáneas evocan el estilo de los guerreros japoneses y también su valentía y fuerza interna. Fotos: Armando Prado / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I) aalvarado@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La admiración de Carolina Crespo por la cultura japonesa la motivó a realizar una investigación, que hace dos años dio como fruto una línea de carteras y que ahora evolucionó hacia una colección de 30 ‘looks’ completos. La estética de los samuráis fue la vertiente que más influyó en esta propuesta, pues la diseñadora quería rendir un tributo a la fortaleza femenina.

A través de su trabajo, la creativa ha conocido a muchas mujeres que están en una constante lucha por superar los límites que la sociedad y ellas se han impuesto. Por ejemplo, la deportista Mónica Crespo. “Mi hermana arrancó en una época en la que había mucho machismo. La familia consideraba que eso no era una profesión, pero ella abrió el camino y ahora hay muchas deportistas de élite”, dijo.

Así nació Samurai’s Way, una colección en la que desarrollar siluetas de guerreras se dio de forma natural para Crespo. La propuesta tuvo énfasis en las mangas, cinturas pequeñas, plisados y telas estructuradas que son un guiño al origami.

La paleta de colores está llena de vida. Además de azules eléctricos, anaranjados y amarillos, Crespo incluyó neones. Estuvieron presentes en unos apliques de acrílico, con forma de crisantemos, que se pegaron en las blusas, mangas y vestidos. Esta también fue la primera ocasión en la que Crespo creó telas exclusivas para su marca. Para ello, trabajó con Soledad Villagómez, quien realizó los diseños que fueron sublimados en las telas.

Samurai’s Way es una colección en la que hay mucho volumen, expresado por medio de dobleces, hombros marcados o pantalones y faldas que caen en cascada por la superposición de capas. Otra característica de esta propuesta es que hay vestidos de dos piezas, con el objetivo de que estas sean intercambiables y, por lo tanto, versátiles.

Además de las costureras, al equipo de Crespo se suman orfebres, que para esta línea crearon cinturones metálicos calados a mano y accesorios como brazaletes y sombreros cónicos, característicos de Asia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)