3 de octubre de 2015 00:00

Una clase de Power ABS marca su ‘six pack’

Chris Smith, Elio Argüello, Daniel Montalvo y Carlos Salcedo realizan la rutina de abdominales. Cada sesión incluye unos 800-1200 abdominales. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Chris Smith, Elio Argüello, Daniel Montalvo y Carlos Salcedo realizan la rutina de abdominales. Cada sesión incluye unos 800-1200 abdominales. Foto: Vicente Costales/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 3
Indiferente 6
Sorprendido 6
Contento 23
Paola Gavilanes
Redactora (I)

En 10 minutos un grupo de personas –hombres y mujeres- sumó cerca de 300 abdominales. Se pusieron felices después de escuchar a Chris Smith, personal trainer, mencionar ese número.

Estaban incrédulos. Y es que en eso, precisamente, consiste el Power ABS, una clase de 45 minutos donde se ejecutan entre 800 y 1 200 abdominales.

La labor del instructor consiste en, además de dirigir la clase, motivar a los asistentes a cumplir con el objetivo. No todos lo logran, pues es una clase que requiere de fuerza. En el Power ABS también cuentan las ganas y predisposición que tengan los ‘alumnos’ para terminar la rutina.

Antes de iniciar la clase, los participantes tienen 10 minutos para calentar los músculos y articulaciones. Después, arranca la diversión.

Las rutinas están diseñadas para cumplirse en intervalos. Dentro de la clase hay minirretos que consisten en sumar 200 abdominales en siete minutos.

Los intervalos contemplan tres tipos de ejercicios: cada uno de 20 repeticiones. Al final del intervalo los ‘alumnos’ ejecutan una ‘plancha’, un ejercicio que consiste en colocarse boca abajo, en posición de codos y con las piernas completamente estiradas.

Allí deben mantenerse entre 30 y 40 segundos para trabajar la fuerza abdominal, importante para involucrarse en disciplinas como ciclismo, atletismo, levantamiento de pesas…  Después de ejecutar la ‘plancha’, los participantes descansan entre 30 segundos y un minuto y vuelven a la acción.

Realizan tres ejercicios diferentes más, hacen una ‘plancha’, descansan y ahora viene la mejor parte: fusionan los seis ejercicios. Lo hacen sin parar, al ritmo de la música y de la voz del entrenador que cuenta cada uno de los ejercicios.Con las diferentes rutinas del Power ABS se trabajan los oblicuos y la zona lumbar (parte baja de la espalda).

Una vez fortalecido el centro del cuerpo, también llamado Core, una persona puede alcanzar un buen desempeño en otro tipo de entrenamiento. Le será más fácil levantar peso, correr distancias largas, mantenerse sobre el sillín de una bicicleta por más tiempo...

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (9)