14 de marzo de 2017 12:07

Un cráneo de 400 000 años podría dilucidar el misterio del origen del Neandertal

Junto al cráneo aparecieron además indicios del uso de fuego, restos de animales y diversas herramientas líticas como las llamadas "bifaces" (hachas de mano).

Junto al cráneo aparecieron además indicios del uso de fuego, restos de animales y diversas herramientas líticas como las llamadas "bifaces" (hachas de mano). Foto: http://www.ub.edu/

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 3
Agencia DPA

Un equipo internacional de investigadores encontró casi por casualidad en el sur de Portugal un cráneo de hace 400 000 años, lo que lo convierte en uno de los fósiles humanos más antiguos de Europa.

El hallazgo del grupo dirigido por el portugués João Zilhã fue publicado este martes 14 de marzo de 2017 en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences y difundido por dos universidades españolas participantes en el proyecto, la de Barcelona (UB) y la Complutense de Madrid (UCM).

La arqueóloga Montserrat Sanz, que dirigió los trabajos de excavación junto con el arqueólogo Joan Daura, de la Universidad de Lisboa, describió el hallazgo del fósil el 15 de julio de 2014 en el yacimiento arqueológico de Aroeira como "un regalo inesperado".

"Quedaba un rincón muy pequeño para terminar de excavar", dijo en un comunicado de la UCM. "Era el último día y estábamos preparando la excavación para hacer la documentación y las fotografías correspondientes al fin de campaña del 2014, cuando apareció el cráneo al lado de una gran columna estalagmítica".

Junto al cráneo aparecieron además indicios del uso de fuego, restos de animales y diversas herramientas líticas como las llamadas "bifaces" (hachas de mano). A diferencia de otros hallazgos del mismo periodo, en los que existen dudas de datación y contexto, el cráneo de Aroeira está claramente fechado en 400 000 años.

Se trata así del resto humano del Pleistoceno Medio más occidental de Europa. El cráneo de Aroeira supone por eso "una contribución muy importante al conocimiento de la evolución humana en el Pleistoceno Medio de Europa y el origen de los neandertales", destacó la UCM.

Una de sus principales implicaciones es que apunta a una evolución humana más compleja de lo que se pensaba y que dificulta la discriminación de especies en la fase a la que corresponde.

"Todo apunta al hecho de que, hace 500 000 años, la humanidad constituía ya una sola especie, aunque mucho más diversa que en la actualidad", resumió el director del proyecto, João Zilhão. El hallazgo representó además un desafío arqueológico para los investigadores, porque se encontraba rodeado de sedimentos fuertemente cementados.

El bloque con el cráneo dentro se trasladó por ese motivo entero a un laboratorio de la UCM, donde fue extraído gracias a un minucioso trabajo -realizado en parte con un torno de dentista- que se extendió durante dos años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)