17 de junio de 2016 10:10

Dos meses después: Portoviejo recuerda a las víctimas del terremoto con música y esperanza

En el concierto en homenaje a las víctimas del terremoto por los dos meses, familiares elevaron globos al cielo. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

En el concierto en homenaje a las víctimas del terremoto por los dos meses, familiares elevaron globos al cielo. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Pamela Castillo

Unas 15 000 personas hicieron una cuenta regresiva desde 10. Cuando llegó al cero eran las 18:58, la hora exacta a la que, hace dos meses, un terremoto de 7,8 grados devastó algunas zonas de la Costa ecuatoriana y cobró la vida de 663 personas.

Pero los manabitas tienen otra actitud frente a lo sucedido: quieren salir adelante y recordar a sus seres queridos con alegría. Es por eso que la multitudinaria marcha ‘Alma de acero’ convocó hoy, jueves 16 de junio del 2016, a cantantes, payasos, zanqueros, artistas y comerciantes para rendir homenaje a las víctimas de forma diferente en Portoviejo (Manabí).

La caminata se inició a las 16:30 en el exterior del estadio Reales Tamarindos, donde se ubicó una tarima que presentó a artistas locales de diferentes géneros musicales. La marcha bordeó toda la zona cero y se acompañó por desfiles de colectivos y empresas, como Hutoda Seguridad Privada y la Unión de Comerciantes Mayoristas Jorge Carranza Acosta, entre otros.

Las casas que bordean las calles por las que pasó la marcha estaban decoradas con carteles gigantes de apoyo y positivismo. En la ruta, que comprendió unos 2 kilómetros, se desplegaron grupos musicales, como la Banda Sinfónica Municipal de Portoviejo y la Banda de Músicos Pedro Pablo.

El destino de la marcha se ubicó en la calle Rocafuerte, a la altura del puente Puerto Real. Una segunda tarima estaba lista con pantallas gigantes para recibir a los 15 000 manabitas que formaron parte de la caminata.

La banda Melómanos tocó covers de diferentes temas bailables, el sobreviviente Pablo Córdova dio su testimonio de vida y el alcalde de la ciudad, Agustín Casanova, extendió un mensaje de positivismo y de fuerza para los portovejenses.

A las 18:58 se elevaron oraciones por las personas que fallecieron en el terremoto y se enviaron globos al cielo en honor a las víctimas. Un minuto de silencio marcó un récord: el de la mayor cantidad de gente en realizar esa acción. También rompieron otra marca, que fue la de la mayor cantidad de personas abrazándose de forma simultánea.

Artistas manabitas, como La Toquilla y Maykel pusieron la música y la fiesta. El invitado especial fue el salsero Jerry Rivera.
Portoviejo luce diferente: la gente se ha levantado de a poco. Nuevos comerciantes han buscado fuentes de ingreso económico y esto se visibilizó en la marcha, pues 1 200 comerciantes pudieron ofertar sus productos en el festival.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)